Páginas

sábado, 22 de junio de 2019

32ª Jornada/XII año: Miércoles, 19 de junio de 2019


SUEÑOS VIAJEROS

He conseguido un nuevo empleo. Dos calles arriba del psiquiátrico hay una agencia de viajes. Hoy inicio.

El primero en llegar es Juan Antonio. Deseo viajar a donde las aguas glubean, me dice. Donde el mar brote de la tierra, donde el viento se estrelle en las laderas, donde puedan arder los amores esfumados y encontrar sus rescoldos y cenizas. Donde me enamore.
La perspectiva de este viaje contagia de flamas inflamadas a más de uno en a la sala, quieren glubear por el mundo. Propondré al dueño un tour de gluberos.

Juan Bautista insiste en devolver la tarjeta de embarque de Juan Calderón a Madeira. No se aceptan devoluciones en este punto.
J. Calderón trae dos postales de viajes pasados, una con fresas salvajes... salvajes fresas, veneno de cicuta y la figura, al fondo, de un hombre enfundado en traje caqui. La otra, de guerrilleros en Las Ventas, abanicos de brisa y un oleaje salvaje que golpea incesante con la crueldad de la intolerancia y la ignominia. No quiere volver a esos sitios, ahora prefiere una isla portuguesa a pesar de ser escabrosa, frondosa y volcánica. ¿Será así su temperamento? Sí, lo sé, estuve demasiado tiempo en el psiquiátrico.

Entra Luis a la agencia, se presenta como poeta. Le interesa un tour a Rascamán. Se fue antes de poder atenderlo. Veremos si regresa. La verdad es que esta agencia ofrece viajes únicos. Difícilmente encontrará otra igual.

Cinta. Detalla su viaje: Italia del siglo XVIII, visitar un monasterio, cavas que añejen vinos en barricas que parezcan monstruos, encontrar una botella escondida por 24 años, un caballo que pueda darle una respuesta, encontrarse con un amante prohibido escuchando cantos polifónicos tras viejos muros de piedra. Confieso que yo también sueño con un buen amante italiano y junto a una botella de buen tinto. ¿Alguien no?

Rocío viene a recoger los billetes para su viaje a las capitales del Báltico. Debe hacer la maleta. Con seguridad estos parajes, castillos y abadías de cuentos de hadas inundarán la imaginación de tan creativa viajera. Espero con ansia sus relatos. Incluiré una pluma con el sello de la agencia, mejor dos, no quiero que se quede sin tinta. Esta noche escucharé la cantata de Alexander Nevski. ¡Lindo viaje, Rocío!

Juan Bautista ofrece un singular tour por La Habana, para aquellos que les gusten las emociones fuertes, vivir experiencias inolvidables, los placeres escondidos del Caribe como visitar la Gruta de las Delicias, el elevado risco del Trabuco o la inusual experiencia del Jardín de las Delicias, terminar la noche contemplando el amanecer en el solitario puerto de la vieja Habana ¡Tantos placeres en un sólo viaje! ¡Buen viaje a Madeira, chicos!

Javier, experimentado viajero aconseja: en Madeira el restaurante Coral, la pesca del día, caminad por las levadas, buscad la sombra de los árboles, el mono del Jardín de las Delicias debe quitarse el sombrero durante el performance, la Pepinos... no olvidar su jersey verde durante los safaris. Después describe sus caminares por esos senderos de ruinas donde los tiranos temen a la verdad, donde los poetas se enfrentan al tirano, donde algunos prefieren la sumisión a la inteligencia. Él, no. Donde Ariadna visita la ciudad sumergida de su abuelo, aquel abuelo que llevaba el cine en el maletero del Mustang a través de la sierra y hasta el mar. Donde Nicolás del Hierro abraza a los que vienen y los envuelve en versos entretejidos con pelo de lobo. Nos hizo viajar a pasos cortos.

Carmen nos invita a México a liberar los pies de su calzado, a extender las alas y a comer tamales.

Celia abre los ojos como la pequeña Adelina ante la virgen, tiene el alma y la sonrisa de niña, quiere transportarse lejos...

Ana se siente bien, cariñosa, reparte besos, se apunta para viajar a Madeira, de traductora, nos dice...
Nos plantea un viaje con muñecas y otro lujurioso cuya ruta aparece en la hoja parroquial de don Remigio.

Javier lee, siguiendo con las muñecas, otro viaje, el de Killer barbies, que organiza Patricia Esteban Erlés.

Juan Bautista plantea hacer un viaje colectivo de grupo reducido y que a primera hora se cuelgue el cartel de aforo completo, María Jesús responde que no hagamos caso y entra la última a la agencia on un folleto de un viaje terrible aun destino con pirotecnia y sentimientos de  culpa.

Me gusta este nuevo empleo. ¡Me han hecho reír tanto!
Buenos sueños viajeros, Rascamanes.

Camen Padín
21 de junio de 2019


jueves, 20 de junio de 2019

31ª Jornada/XII año: Miércoles, 12 de junio de 2019

El poeta José María Herranz y Javier Díaz Gil,
poeta y coordinador de la Tertulia Literaria "Rascamán"


El poeta José María Herranz en la Tertulia Rascamán

Celebramos hoy una nueva Tertulia de encuentro con autor, con un autor que no nos es ajeno porque ha participado durante mucho tiempo compartiendo encuentro semanal con todos nosotros en nuestra Tertulia Rascamán. Con motivo de la reciente publicación de su poemario "Arte de la danza" concretamos este regreso a Rascamán para que protagonizara un "encuentro con autor".

José María Herranz Contreras llega cargado de cosas, su ordenador, altavoces, libros de autor, sus poemarios publicados que extiende sobre la mesa. Tendremos tiempo en esta tarde de escuchar sus poemas, de saber más acerca de su obra y su evolución, de contemplar algunos vídeos en los que nos mostrará el trabajo conjunto que ha desarrollado con dos pintores.

Como es habitual, le doy la bienvenida y le agradezco su presencia. Para compartir este encuentro con él en el salón de la cafetería Santander nos hemos reunido José Antonio Carmona, Juan Bautista Raña, Juan Antonio Arroyo, María Juristo, Ángel, Juan Calderón, Alberto Ávila, Cinta Guil, Carmen Padín, Isabel Morión, Feli Martínez, David Lerma, Aureliano Cañadas y quien esto os cuenta, Javier Díaz Gil.

Después de probar que funciona nuestro proyector y el sonido, presento a José María Herranz leyendo su biografía que transcribo a continuación:


JOSÉ MARÍA HERRANZ CONTRERAS
José María Herranz es autor de numerosos libros de poesía y relato. Poeta social, metafísico, místico, heterodoxo y dionisíaco son algunos de los adjetivos con que los críticos han calificado su voz poética. Su poesía manifiesta lo sagrado y órfico de la palabra, en un sincretismo espiritual de original factura, así como la denuncia social tomando aspectos del surrealismo y la contracultura.
Miembro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, del Ateneo de Madrid y de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. Fue organizador y ponente de las jornadas de homenaje a Miguel Labordeta y los escritores de la O.P.I. celebradas en el Ateneo de Madrid en octubre de 2008.
Publicaciones: 
 - Arte de la danza, Los libros del Mississippi, 2019 (con prólogo de José Luis Moreno-Ruiz). - Las razones del lobo y Sofismas, Poeta de Cabra Ediciones, 2016 (segunda edición corregida y mejorada, prólogo de Luis Antonio de Villena y Aureliano Cañadas). - Amargo despertar, 2012 (CD) INSIDEOUT Records, 2012. Trabajo de poesía sinfónica realizado conjuntamente con el compositor catalán Andreu Jacob, sobre poemas de José María Herranz. Con la participación de los poetas Luis Antonio de Villena y María Esperanza Párraga Granados. - Donde no habite el olvido, Legados ediciones, 2011 (antología poética de 41 voces españolas seleccionadas por José María Herranz). - Las razones del lobo y Sofismas, Poeta de Cabra Ediciones, 2009 - Oráculo de la amistad, Ediciones Vitruvio, 2004  - Hijos de la miseria, Taller de poesía VOX, 1980.
Obra en revistas y webs: Cuadernos del matemático, Luces y sombras, Troquel, Baquiana, Mester de Vandalía, Álora la bien cercada, Libros y letras, Ágora, Contrapartida digital, Poeta de Cabra, El periscopio de la poesía, La alcayata, Universidad Popular de Almansa, La hoja azul en blanco, Libros y Letras, Televisión Iberoamericana.
Colaboraciones en libros colectivos y antologías:  - "El grupo de poesía del Aula de encuentros en el Círculo de Bellas Artes", Contrapartida poesía, antología, 2018, edición de Alfredo Piquer - "Odisea poética" (antología del ciclo de recitales 2011-2016 en Libertad 8), Legados ediciones, 2016, edición de Alfredo Piquer - "Máscara y mujer", de Juan Ortiz de Mendívil (edición digital de fotografías y textos poéticos, varios autores), 2016 - "Cuaderno de bitácora", antología tertulia Rascamán, edición de Javier Díaz Gil, Growl ediciones & Poeta de Cabra, 2016 - "Los rincones del viento", Arenasil y compañía, Telira, 2015 - "Viejos" (Tintas de Carlos Vázquez), mayo 2010 - "Una canción, un labio" (diecisiete labios en dos miradas, una canción y el mar), 2014 -libro y CD editado por el Ayuntamiento de Almansa- - "Los poetas de la Senda (muestra internacional de poesía contemporánea, 1958-2013)", edición de Chema Rubio.
Colaboración poética en los libros de artista de los pintores siguientes: - Pedro Monserrat Montoya: La máquina humana (París-Madrid, 2014) - Rufino de Mingo: Personajes (Montrouge, París, 2010-Madrid, 2014) - Vídeo "Personajes" (2015) del artista visual Félix Liberato, sobre el libro de artista "Personajes", de Rufino de Mingo y José María Herranz.
Premios: Círculo de Bellas Artes, 2012, y finalista en muchos otros de poesía y relato.

Otras actividades: - Crítico literario en la revista “Proverso” - Codirector del programa de poesía “Contrapartida, lugar poético” del Círculo de Bellas Artes, que se emite los martes en 100’40 FM (Radio Círculo) de Madrid. - Director del espacio mensual "Slam poética" en el programa de radio "El rincón de las letras" (dirigido por Sol Cerrato) que se emite en Libertad FM y en Onda Verde.
Es miembro de la editorial “Los Libros del Mississippi”. Dicha editorial publica las colecciones “Libretos del Mississippi”, "Poesía" y "Narrativa".Antes de 2018, director de la editorial “Poeta de Cabra”. Dicha editorial publicó las colecciones de poesía “Libretos Poeta de Cabra” y “Growl”, así como la revista “Poeta de Cabra”.


Hago notar a los compañeros que entre el primer libro, publicado en 1980, y el segundo, de 2004, transcurrieron 24 años. Nos explica que el primer libro lo publicó muy joven con la editorial VOX, la de los diccionarios, y pasó mucho tiempo hasta que de nuevo se integró en tertulias literarias y en el mundillo poético.

Agradece José María su presencia aquí y nos considera una de las mejores Tertulias de Madrid junto con la del Círculo de Bellas Artes.

Nos comenta que tiene mucha obra inédita que quiere ir publicando. Está más interesado en publicar lo anterior antes que lo que está escribiendo ahora. Esos inéditos los está enviando a premios pero no ha tenido suerte.
Confiesa que no cree en los premios, es una lotería si es que no están dados de antemano. No hay que estar condicionado por ello. Hay que admitir que hay gente muy buena y hay mucha competencia.

¿Cuál es el origen de su escritura poética? En su caso, la música. Y luego le fascinó la lectura de poetas como Lorca, Miguel Hernández y los surrealistas franceses, es especial, André Breton.

La música está unida a la poesía: el ritmo, la palabra.

Este vínculo de su escritura con la música lo retomó en su trabajo de poesía sinfónica "Amargo despertar", fue algo que habló mucho con el compositor Andreu Jacob.
Los puristas dicen que la música en un lenguaje distinto y ajeno a la poesía, por estar originados en regiones distintas del pensamiento.

Señala algo importante en su escritura: el estigma. Lo explica. El poeta está señalado por la sociedad, es aceptado y rechazado. El poeta siempre está "al otro lado" señalando la realidad.
Y añade que el arte poética es la plasmación misteriosa de la voz. Escribir poesía es una posesión controlada. "La voz" escribe por ti pero tú controlas hasta cierto punto la voz. En el surrealismo y el futurismo esa escritura no controlada llevaba a la escritura automática.

La poesía es una demiurgia, añade.

Luego está el oficio que hay que respetar. Con los años José María ha comprobado que vale más la inspiración que el oficio. Sólo con oficio no hay poesía.

En 2004 empezó a frecuentar Tertulias y ambientes literarios. Se sorprendió de que había gente que no leía, sin cultura literaria. Es imprescindible leer poesía y a los maestros.

Aureliano Cañadas ilustra este comentario con un ejemplo ocurrido con una autora que llevó a una tertulia un poema que hablaba de una barquita que les recordaba a Lope de Vega. Pero ella no lo había leído.

Hablamos de la poesía actual. Se lee poco y lo que se vende tanto no tiene demasiada calidad.

José María Herranz afirma que todo poeta auténtico hablará de la verdad y va a ser perseguido por el régimen.

Escribimos para vibrar con la belleza y mejorar como seres humanos. Nos aclara José María cuáles son sus objetivos en la poesía:

- Transmitir la belleza
- Tomar conciencia (conseguir con ello que el lector se vuelva mejor persona)
- Conocer la verdad (función social y política).
- Como proceso de mejora espiritual.

Comenzamos el recorrido por sus libros inéditos y publicados.

- De un libro del año 1976 que él denomina "Primeros poemas" y que quedará inédito pues son su poemas de aprendizaje, escritos con 14-15 años, lee "Adiós", un poema de amor.
Hay otros poemas en este libro producto de su deslumbramiento del "Romancero gitano" de Lorca.

- Del año 1977, es el libro inédito "La corrupción", que no publicará nunca. Surge aquí la conciencia LGTB. Un toma de conciencia en una época que él denomina demencial donde la gente era fascista. Un contraste entre la versión oficial y lo que se vivía en la escuela y en la familia y su pertenencia a la contracultura y la lucha política.
En esa época, nos dice, no tenía amigos de su edad. Su contacto era con gente adulta con la que se encontraba más cómodo. Con gente con 7-14 años más que estaban en la lucha antifranquista.

Nos cita a Pasolini, que en los años 60-70 afirmaba que caminábamos hacia la destrucción por la falta de conciencia crítica que lleva al fascismo. Y José María Herranz afirma que lo estamos viviendo ahora y que lo predijo Pasolini entonces.

Habla José María de los poetas abiertamente gays de la Generación del 27: Cernuda y Lorca protagonizaron (lo cuenta Ian Gibson en sus libros) aventuras sexuales que incluían tríos (cosa tremenda en esos años 20-30).

De este libro nos lee el poema "La camarera".

- "Amor anónimo" de 1978 es otro libro también inédito (como el anterior lleva también una cita previa de Luis Cernuda). 

Tiene sonetos como el que nos lee ahora y que comienza:

Dices que sufren ardiente castigo...

Sigue la influencia lorquiana en estos poemas, aún no está aquí la voz propia de José María Herranz.

Comento, compartiendo la idea que él ya ha expuesto, que lo honesto es no publicar todos estos poemas que son propios de una etapa de aprendizaje.

- "Hijos de la miseria" de 1980 es ya su primer libro publicado por la editorial VOX, la de los diccionarios (conviene aclararlo ahora, sonreímos). De este libro ha hecho una revisión y corrección y lo ha retitulado como "Los vástagos de la miseria". Es una réplica a Dámaso Alonso a su libro "Hijos de la ira", que a pesar de ser de izquierdas, nos dice José María, era muy homófobo.

Nos lee el poema "El dolor de los poetas", con el que ganó el premio del Círculo de Bellas Artes. Es un poema tremendo, con mucha fuerza en la que dice cosas como:

"Me avergüenza este país de muertos, crucifijos y silencio...

La amnesia nos hermana con los eternos


                                                         [olvidados de las cunetas. "

Apunta José Antonio Carmona que el tema de la homosexualidad no era reconocido por la izquierda. Se hablaba de "vicios privados".

Lee también el poema "Amargo despertar", aquí ya está la voz de Herranz. Podemos escuchar el poema en este vídeo:



- "Las razones del lobo" publicado en 2009 es un poema dramático sobre el poder. Y se  publicó junto a "Sofismas". Para él es el libro cumbre de su poesía. Dice cosas que sirven para reflexionar. Lee la contraportada del libro que ilustra lo que significa este libro.

Las razones del lobo tiene que ver con lo peor del ser humano. La cuestión del poder y de la represión. Según M. Foucault no es una opción ajena a nosotros sino que es interna.

Lee un fragmento de Las razones del lobo en el que habla una mujer:

Dime cómo hacen el amor 
las ruinas para no ir...

Escuchamos al poeta leer dos fragmentos del libro en este vídeo:


-. José María ha traído el disco "Amargo despertar" que publicó en 2012 junto al músico Andreu Jacob, Escuchamos el poema "Eco" con una música de tono medieval que encaja  como un guante con el poema. Es el poema que cierra el disco.

Nos cuenta José María la anécdota del perro que se colaba en su casa en la que veraneaban y era de Andreu Jacob. Por aquél perro nació una amistad y la propuesta de colaboración poético-musical.

- "Los mitos incendiados" es un libro inédito y se publicará pronto.
Con este libro es la primera vez que bucea hacia el interior de sí mismo para buscar el dolor, la conciencia. Trabaja a través del símbolo de la psicología freudiana: padre-madre-hijo, es el triángulo que aparece en este libro. Es un poemario que habla de la parte oscura que identifica con el sufrimiento humano.

El hijo reprimido por el padre aparece en el poema que nos lee: "Hace un año tuve un hijo" que comienza así:

"Hace años tuve un hijo que vivió seis días en las pirámides de la locura;
un cuerpo masculino lo engendró sin la madre
y el mío lo acomodó, pero el padre no fue tal

sino deseo propio de más hijo que su enajenación."

- Pasamos a la etapa de los 80, en la que nos presenta dos libros, uno que se llama "Hombre" que no va a publicar e "Himno virgen", en el que en lo formal hay un rechazo a la sintaxis y a sus normas con el uso preferente de minúsculas.

Un mundo por descubrir, propio, y una explicación sexual que conduce a una vía ascética. Este segundo libro sí tiene intención de publicarlo más adelante. Es del año 1985 y habla de las fábulas de Esopo con un tono surrealista.

- "Oráculo de la amistad", es el siguiente libro que nos trae José María Herranz. Habla de la amistad, claro, y son poemas dedicados a amigos. Lo podría titular Amicitia. La amistad es un sentimiento propio de la juventud, afirma. Y el amor, un sentimiento propio de la madurez. Lee un poema del libro que es un canto a la amistad.

Se van pasando las horas y decidimos utilizar el proyector para ver los vídeos que nos ha traído.

Vemos primero el que está incluido en el libro "Una canción, un labio", un libro en el que a cada autor se le proponía un tema sobre el que escribir y del que se hizo luego un vídeo para cada poema. Herranz eligió el tema del fútbol. Un gran poema. en el vídeo se suceden fotografías de porterías abandonadas. El fútbol es una guerra reducida, afirma.

Este vídeo (aunque no tenga mucha calidad) está grabado de la proyección de un fragmento del poema de José María Herranz de este libro:




Hablamos de sus colaboraciones con pintores. 
Con Rufino de Mingo publicó "Personajes" y con Pedro Montserrat, "La máquina humana". Ambos vídeos están en su perfil de Youtube. Podéis verlos aquí:

Rufino de Mingo y José María Herranz: "Personajes"


Pedro Montserrat y José María Herranz: "La máquina humana"


Nos explica que primero le facilitaron terminada la obra plástica, después él escribió los poemas.

El tiempo avanza y se acercan ya las 9 y en este recorrido por la obra de José María Herranz queda por tratar toda su etapa mística que escribió desde los años 90. No son textos escritos desde el punto de vista del rechazo de lo material, de la carne. El sexo es algo sagrado también y tiene un componente místico.

Son temas que se apuntan también en su último poemario "Arte de la danza" publicado en este 2019. Este libro está escrito sin embargo entre 1986 y 1988.

Lee José María Herranz el poema DIEZ y leo yo luego el párrafo final de su epílogo en el que explica muy bien el contexto en el que está escrito el libro en plena movida madrileña.

Cerramos la Tertulia de encuentro con José María Herranz proyectando el vídeo que está utilizando en la presentación del poemario. Las portadas de los discos de los 80, las imágenes de los fotógrafos de la movida se suceden con música de fondo de Depeche mode.

José María firma algunos libros a los tertulianos mientras vamos recogiendo el ordenador, el proyector, los altavoces y nos vamos despidiendo.

Ha sido una tarde intensa que agradecemos mucho a nuestro poeta invitado hoy. Felices de su regreso a Rascamán y de compartir con nosotros su trayectoria poética y su pensamiento.

Gracias por tu generosidad y por tu poesía en esta tarde, José María.

Javier Díaz Gil
20 de junio de 2019











Algunas imágenes del encuentro:








 









jueves, 6 de junio de 2019

30ª Jornada/XII año: Miércoles, 5 de junio de 2019

La Regenta

Lo que parecía iba a ser una Tertulia de mínimos ha ido creciendo hasta alcanzar los diez rascamanes.
La Feria del Libro de Madrid tiene hoy a nuestra Mariana Feride firmando su primer libro y algunos compañeros se han acercado a verla. Otros han enviado también mensajes adelantando que no podían hoy asistir a la Tertulia.

Cinco "jotas" en un principio: Juan Manuel, José Antonio, Juan Bautista, Juan Calderón y Javier que nos hemos encontrado en el Santander y hemos iniciado Tertulia en la mesa pequeña redonda del Salón.
Se ha incorporado Alma a la que hemos hecho un hueco (5 jotas y una As) en la mesa. Luego apareció David y nos trasladamos a nuestra mesa larga y más tarde se añadieron Miguel Paico, Anagonz y Vicente. Completamos ya una buena baraja.

Después de hablar de nuestras actividades docentes, Juan Manuel comienza a leer. Trae un poema "Persecución en la penumbra" que se quedó sin lectgura en la Tertulia anterior. Un papel doblado en 8 que saca del bolsillo: "Ten cuidado" es su primer verso... "Reflejo de toro en el agua"...
Corregimos una estrofa final que a Juan Manuel convence.

José Antonio nos recuerda que hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Ha escrito un poema que es una hoja de reclamación. "¿Dónde están las llaves, matarile, rile, rile?"...
Y nos lee un segundo poema igual de reivindicativo: "En el mar se han ahogado 100 chavales".

Juan Bautista no nos defrrauda y trae a Nicanor. Le habíamos dejado en La Habana después de debutar en el Tropicana. Hoy el capítulo que lee (las voces que pone a los personajes nos fascinan) nos recupera a los marqueses en su palacete en España, "El deseo" se llama. Beltrán y Jimena son amigos íntimos.

Juan Calderón nos avisa de que el poema que trae puede ser cursi porque se llama "Muchacha en flor". Lo que parecía superfluo nos conmueve por su final dramático. Corregimos unos "farolillos" que cambiamos por "una curva", el poema gana.

Es mi turno, no he traído ningún poema mío para leer así que aprovecho para leer poemas de dos autores, de dos libros que he leído en estos días. De Ernesto Frattarola, "Cuarto menguante" y de Jesús Aparicio, "La sombra del zapato". Recomendables.

Alma trae un relato de amor. Imagino que habéis leído La Regenta, nos dice. Decimos que sí, como los buenos y disciplinados alumnos. Recomienda que la volvamos a leer. Es una novela redonda.
Nos lee su relato, que tiene que ver con esa novela, "El magistral", haciendo referencia al personaje de la Regenta. Nos pregunta si se entiende bien. Hay un pequeño lío con los personajes. Después de una segunda lectura le aconsejamos un par de cambios para hacerla más clara.
Nos gusta el modo en que lo narra.

David no ha traído nada pero nos cuenta que vio hace un par de semanas en televisión un programa de La 2, "Imprescindibles", dedicado a Rubén Darío. Hablamos sobre los autores y sus comportamientos más reprobables. Hay que separar la obra de la persona para poder disfrutarla.
David ha traído un poema de Rubén que leyó en su adolescencia y que recitaban en ese programa. "Poema del otoño". Conviene releerlo: 

(...)
Gozad de la tierra que un 
bien cierto encierra; 
gozad, porque no estáis aún 
bajo la tierra.
(...)

Miguel Paico, a quien no teníamos con nosotros desde hace mucho tiempo vuelve hoy y nos alegra. Lee un poema suyo en su móvil, nos gusta: "Cuenta los días como un ciego..."
Miguel, ven más a menudo, te echamos en falta.

Anagonz, que anuncia que la semana próxima andará por tierras croatas, trae los dos microrrelatos de la semana anterior que ha corregido y que empezaban con la misma frase: "Me queda un regusto amargo cada vez que me acuesto con..."
Han ganado con los cambios. Muy bien,. Ana.

Cierra la sesión Vicente, que trae un regalo a David por su reciente cumpleaños. Un libro. Cuento que el lunes día 3 asistí a una muestra en la sala Cuarta Pared de los alumnos del curso de dirección de escena al que ha asistido Vicente y pude ver su montaje de una escena de "¿Quién teme a Virginia Woolf?" Una experiencia fantástica donde pudimos disfrutar de las distintas versiones de una escena, las versiones de cada director. Enhorabuena, Vicente.

Cerramos aquí la Tertulia. 

Recordamos antes de irnos que el próximo lunes, 10 de junio celebraremos un homenaje a la memoria de nuestra querida María Antonia Copado, será en María Pandora, a las 19 horas. Sé que será muy emotivo para todos.

Javier Díaz Gil
6 de junio de 2019

miércoles, 5 de junio de 2019

29ª Jornada/XII año: Miércoles, 29 de mayo de 2019

Hospital psiquiátrico

HOSPITAL PSIQUIATRICO DE MADRID
PABELLÓN SANTANDER
CONSULTORIO 1 BAJO
RASCAMANES

Me duele la cabeza. El doctor decidió que no podía ir más a trabajar y me recetó calmantes. La tarde del miércoles 29 de mayo fue el detonante.

Llegaron pocos pacientes y contentos. Se saludaban con entusiasmo y se mostraban encantados de verse una vez más. Parecía una tertulia literaria más que un consultorio psiquiátrico. Pensé que tendría tiempo para ir al cine al terminar.

- Hoy hace algunos años hice mi Primera Comunión nos compartía Rocío. Recordaba la barbacoa, el vestido y los regalos. Me la imaginé feliz con su traje de organza blanca y los rizos muy peinados con lazos y flores.

Ana Gonz también recuerda la suya: El colorido es otro. No la dejaron traer el vestido puesto durante la fiesta, ni siquiera para sacar la foto. Le vuelve la imagen del sacerdote, con las mejillas rojas por tanto de vino de consagrar, burlándose de las confesiones de sus feligreses. Ocho años y ya era la niña de armas tomar. Nunca más volvería al confesionario. Nunca más. Decide ser agnóstica. Decide no confiar.

Mariana, feliz, pues ha terminado su segundo libro, sesenta poemas. Nos cuenta que presentará el anterior en la Feria del Libro de Madrid. Se llama Obsequium. Nerviosa, aún no se lo cree. No ha salido aún de la imprenta pero está a punto. Se sumerge en el mar y dice que puede respirar bajo sus aguas, deja el sol en la orilla y el corazón en la mesa.

Sus compañeros diagnostican a sus musas como bipolares y cambian el título del último poema: Alvarito Mattei en vez de Ave llorando. Me parece que la terapia de grupo está funcionando. Veré la cartelera en mi móvil.

Rocio se queja de que su musa se fue. No es para menos. Dejó al hippie aquel y ahora se ha liado con un caso severo de canibalismo. Lo conoció aquí una mañana. Dice que ha fileteado su corazón y envasado al vacío su carne picada. Yo tengo un nudo en el estómago. Sus compañeros dicen que es sólo una rociada, su imaginación inagotable. No iré a ver la pelí de Hannibal Lecter. Por muy Anthony Hopkins. No.

Juan Manuel desaparece.

Juan B. Raña representa a la Olga Gullot y nos hace sonreír, se le ha aparecido la Tirabesitos. Nicanor baila, nos pone a dudar si la Musmé es hombre o mujer, hay que fijarse en los detalles, nos recomienda. Reímos. Nos sorprende con sus términos tropicales. Guacarnaco. La tarde caliente de Madrid, en complicidad con Juan, nos invitan una noche en La Habana.

Cuando pienso que será un día tranquilo, Juan Calderón nos comenta que hay una mujer que le pisa los talones, con pañuelo de bruma amortajada, nos hace sentir el afilado resplandor de la guadaña A todos se nos ponen los pelos de punta. ¿La habrá matado? Me pregunto.

Javier decide leer dos poemas, uno largo y uno corto, pero que en realidad el largo es corto y el corto más largo. Creo que me perdí en la explicación por ver la cartelera del cine. En el largo se entrega a un par de receptivos brazos abiertos y deja la luz encendida; en el corto, toma un cortado y da besos de café con leche, en realidad envidia al vaso del cual la chica apura su café beso a beso. De todas formas, nos deja un buen sabor de boca...a café recién molido.

Juan Antonio. Será el primero en pasar con el médico. Dice ser inocente de asesinato. Eso dicen todos los que terminan por aquí. Yo no le creo. Han pospuesto su condena por falta de pruebas; lo he leído en el diario de ayer. Él mismo se pregunta qué condena tendrá. Su subconsciente sabe que es culpable.

Carmen pone al padre Ramón en aprietos, no es la espiritualidad lo que lo guía sino el deseo y la alegría de sentirse deseado. La música como remedio. Nos has dejado sudando -comenta Ana.

Es el verano que viene calentando de más la primavera.

Ana Gonz, trae un gusto amargo en la boca. Ni Evaristo ni Eugenio son de su agrado, pero recibe alguna compensación por acostarse con ellos. El asunto levanta una acalorada discusión moral ¿Deberá el marido cornudo matar a Evaristo? Si lo mata, ¿se quedarán sin comer? Si no lo mata, la historia tiene más fuerza, dice otro. Ana lo quiere muerto. Qué se joda el marido, parece ser el consenso. El tema de los asesinatos me está poniendo nerviosa, además han llegado tres más. Quizás ya no tenga tiempo para el cine.

Aureliano afortunadamente cambia el tema y entra el Rey Sebastián en escena, rey durmiente y portugués; muerte temprana por dagas fabricadas en Tánger, místico y excéntrico.

Et aprés ça, Aureliano s´en va, comme toujours, avec un sourire. No espera al doctor. La próxima no lo dejo salir, por mucho que sonría, por mucho que hable en francés o portugués.

Se debate el grupo por la diferencia entre colgadura y descolgadura de guantes. Quién puede ir y quién no. Cuántas manos se requieren para descolgar los guantes. Los hay impares, pares y hasta uno con seis dedos. La musa de la matemática no aparece. Javier pone punto final a la discusión cuando dice, categórico, que no requiere de nadie y se los lleva todos a casa. En octubre volveremos a dar guantazos, promete. Se hace el silencio excepto por Cinta que se siente obligada al descuelgue. En fin... cada loco con su tema.

Cinta continúa la historia de la misteriosa botella desaparecida en Italia. Seguimos sin encontrarla. Eso me hace pensar en la botellita de brandy que guardo en el cajón del escritorio. Sin que me vean, le doy dos tragos. Siguen llegando pacientes y están acabando con mi paciencia y con la posibilidad de poder ir al cine.

María Jesús es una de ellas, muy guapa con colores claros y zapatos color agua.

-Ese color te favorece, María. Te agranda los ojos -le dice un galante paciente.
-Pero achica mis escritos, traigo uno muy corto -responde.

El problema no radica en la largo o en lo corto del relato, sino en lo caliente (también) Y venga a sudar con el escrito hasta que se revela que la chica es sólo de tinta y papel.

Dos tragos más de brandy me ayudan a mantener una calma aparente.

Iñaki prefiere no exponerse y saca de su portafolio al mismísimo Benedetti y a su corazón coraza.

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

¿Logrará la terapia abrir la coraza de Iñaki y revelarnos su sensible interior?

Javier toma la bandera de Benedetti y defiende a la alegría del rayo y la melancolía, de los ingenuos y los canallas, de la retórica y los paros cardiacos, de las endemias y las academias...

Yo brindo por por la alegría.

No vi entrar a Vicente. Los poemas le recuerdan que sólo ha dormido 5 horas, por lo visto otro tipo de musas lo visitaron en la oscuridad de su alcoba. No queremos saber. Me tomo hasta la última gota del brandy para borrar la imagen.

Cuando llega el médico me pide que entre a su oficina.

-¿Y esa sonrisa boba? -Pregunta muy serio. ¿Y ese aliento alcohólico? Esto es inaceptable. Está usted despedida.

--He defendido la alegría de los pacientes y la mía propia –respondo, ufana , alisando la falda y enderezando los hombros.

No llegué al cine y perdí el empleo. A diferencia de los relatos de Ana, me quedó un gusto dulce en la boca. ¡Sin duda defendimos la alegría rascamanera el miércoles 29 de mayo!

Carmen Padín
6 de junio de 2019

jueves, 23 de mayo de 2019

28ª Jornada/XII año: Miércoles, 22 de mayo de 2019

Foto Finish




Recuperamos nuestras habituales Tertulias tras el encuentro con la poeta Carmen Crespo, de dos festivos que han caído en miércoles y del acto de presentación en Vergüenza Ajena de nuestra exposición "Recoger el guante". Casi un mes después, pujes la anterior Tertulia fue la del 17 de abril.

La foto finish nos ha dado estos puestos de llegada a la meta del Santander. La más veloz, Mariana (15:30), luego en cerrado pelotón Juan Calderón (17:42), Juan B. Raña (17:42 y algunos segundos), Joselyn (17:49), Rocío (17:50 y le ha dado tiempo a merendar), León (18:00), Carlos Tejado (18:01), José Antonio (18:02), Javier (18:04), Aure (18:05), María Juristo (18:06) y ya descolgada del grupo de cabeza, entra Isa Morión (18:27).

Sin ánimo de competencia ya y sentados en la mesa del Santander hablamos de fechas: 4 de junio, presentación del libro de Isa Morión, 12 de junio, encuentro con José María Herranz en la Tertulia y lo más importante, 10 de junio en María Pandora haremos un homenaje a María Antonia Copado.

Mariana comienza y lee tres poemas, dos de ellos de ceniza y uno de gerundios (la sangre de gerundios que no quería Valle Inclán).

Juan Calderón que leyó esta semana en el Centro riojano y presentó su libro de relatos en la Feria del Libro de Badajoz lee un poema dedicado a Aure (que tanto sabe de versos y dragones).

Juan Bautista Raña (Joselyn saca su abanico por si los calores) lee un nuevo capítulo de Nicanor (y no es de mucha temperatura) que nos atrapa como siempre con sus diálogos tan magníficos.

Joselyn lee un bello poema, "el mañana, ahora". Dos veces porque le pedimos que lo repita.

Aure que se tiene que ir, se cuela con permiso de Rocío y lee de pie y casi yéndose el poema "Peán", el canto que hacían los guerreros griegos antes de la batalla. Peán, recuerda Carlos Tejado es el título de un libro de la poeta Beatriz Blanco (para ella representaba el silencio que queda entre el relámpago y su trueno).

Rocío empieza a leer su relato "Manchas de ceniza" pero su voz que amenaza con quedarse afónica aconseja que la releve yo en su lectura. Un Machado y un Juan Ramón del tamaño de un USB.

León, recuperado y con un color estupendo recién llegado de Italia lee su soneto del estrecho de Mesina. Viajar son vitaminas, le dice José Antonio.

José Antonio nos regala dos poemas, el primero que habla de las prostitutas en un polígono y el humo del palé que sigue empeñado en subir hasta la luna. Y tres versiones de un poema respuesta al de "La hoja en blanco" de Ida VItale.

En mi turno, tras agradecer la compañía de los rascamanes ayer en mi lectura en la Tertulia Montesinos, leo el poema "Refugio" que publiqué en mi blog y escribí el único día de primavera que llovió.

Cierra Isa Morión leyendo dos poemas de su libro "Antídoto": "Algún día" y otro dedicado a los hombres, "Hombre".

En la foto finish de salida faltan Aure, Mariana y Carlos T que tuvieron que abandonar la carrera antes del silbato final.


Javier Díaz Gil
23 de mayo de 2019

viernes, 10 de mayo de 2019

27ª Jornada/XII año: Miércoles, 8 de mayo de 2019


Lectura - Inauguración Exposición "Recoger el guante"

RECOGER EL GUANTE

Miércoles 8 de mayo, una tarde de viento, de esas que hacer volar sombreros y perder un guante. Uno piensa que las prendas se diluyen en los remolinos, se transforman en aves que vuelan por la ciudad, que se quedan varadas en las copas de los árboles donde nadie las ve, que terminan por esconderse en las alcantarillas. Quizás los sombreros, los guantes se van a Vergüenza Ajena a inspirar versos y relatos. No es mentira, yo los vi. 

Juan Antonio recogió el guante del acoso, cárcel de sus manos, para trepar juntos a las ramas.

María de Jesús, llevaba dos, bien amarrados, listos para asestar un gancho al hígado y noquear a un mal amor.

Juan Calderón dejó de ver las manos. ¿Qué qué hacer entonces con los guantes, si no se tienen manos?

José León llegó con los guantes puestos, pero no era de ésos de los que quería hablar. Sino de uno perdido en el pavimento, arrimado a las colillas, quizás para encontrar compañía. Señor, ¿por qué me has abandonado? se lamentaba la prenda en singular.

Javier Díaz Gil se apiada de su alma de cinco dedos, pero nos recuerda que cada guante perdido ha dejado abandonada a su pareja. Oh, triste amenaza de aquello que se da de dos en dos.

Lo corrobora Aureliano Cañadas, idea suya la de recoger guantes y darles nueva vida. ¡Qué guantes más afortunados los que cubren los dedos del poeta! Ha dejado uno sin salir del armario.

Por su parte, Celia Cañadas ha dejado otro en el parque, deshilachado por una palabra, una sola, sabe que los guantes ya no harán par, no se lo digas.

José Antonio Carmona, en breve haiku, detiene el guante de la vida, el tiempo corre, ni pan ni agua, viaje a la nada, sendero y grava...

Ismael Constantinopla deja caer una bomba que aturde a los rascamaneros: !BOOM! Todos sentimos la amputación en carne propia, un quejido se levantó en la sala. No te venden un guante solo, el otro tendrá que quedarse en el cajón con su etiqueta.

A Javier Díaz Gil no me atrevo a preguntarle por la fecha, ni el porqué sentirse como guante sin su gemelo ni del frío ni si se borraron los paréntesis de Carlos Fuentes. Solo decirle que mi mano percibió el cambio de temperatura que sientes en la piel al deslizar el guante y dejarla a merced del tiempo.

Rocío Díaz teje guantes para seis dedos, sí, como lo oyes. Uno más para evitar que pienses que te llevan de la mano. Los hace bola, descubre las manos  y nos revela que es el tibio contacto de la piel lo que en verdad te guía.

Omega busca al águila en su vuelo y ofrece un guante de cetrero para dejarla posar, mansa, sobre su mano diestra.

A Francisco Fenoy la noche le crece, un guante enlunado le hace creer que es de plata, lo recoge, es un guante sudado que alguien más le reclama como suyo.

Mariana Feride, rebusca en el baúl los antiguos guantes de su abuela. Llenos de silencio, tan llenos de palabras mudas que parece que aún están las manos dentro.

El metro es experto en robar prendas, explica Ana. Ella, mujer, dueña de su alma y de sus versos, con arma de cuchillo entre sus piernas nos advierte ¡Eh, no pises el guante! qué de seguro tiene historia.

Iñaki toma el asunto con más ligereza, como malabarista del circo juega con los guantes. Podemos verlos dando cabriolas en el aire. Aguanta la respiración un petit peu, si vous plait.

Cinta Guil ha dibujado un guante mano y una estrella guante, le preocupa la luz que emana de los dedos, nunca desnudes la mano sin tu sombra, murmura, exige.

Hay veces que debemos ponernos guantes para que las manos no se agrieten, se mantengan a salvo en la sequía de aquello que nos es vital, mientras no sepamos cuánto dura el casi nada. Recomienda María Eugenia López.

Es verdad, a veces no basta con saber del guante que cayó en la despedida marcando la ruptura. No basta, dejamos, tal vez en demasía, el otro en el bolsillo del abrigo o en el cajón del buró. Lo mejor es tirarlo a la basura, en la calle para que otros lo recojan y comenzar de nuevo. No sé si Feli Martínez estará de acuerdo. Cuando lo encuentre, le preguntaré.

Isabel Morión tiene guantes de vino, de vino tinto. Con toques de memoria y amores, con cuerpo y sin dejo de acidez, perfumado de música y palabras sugerentes. Guantes conservados en barrica de cedro rojo.

En algún momento todas hemos querido tener una coraza que nos proteja del polvo de la desmemoria, de aquello que nos perturba, nos ensucia o nos molesta. Un guante para poder limpiarlo todo y desecharlo sin remordimiento. Alma Pagés , de incógnito, nos lo sugiere.

!Ay, Alberto Ramos, cómo desgarras nuestras entrañas! Guantes de pescador, de pecador en un dilema sin respuesta. No nos dejes sin tu presencia. Haces falta.

Hay de guantes a guantes. Desde los más burdos de carnaza para el trabajo, hasta los sensuales de satén negro... y si no que le pregunten a Juan Raña por aquel hasta el codo robado a Rita Hayworth. ¡Ay Rita, no podemos olvidar tus guantes!

Veinticuatro guantes perdidos, tesoro para cazadores de recompensas, escribe Carlos Tejado y dice mucho más con esa creatividad y buen humor que se le desborda hasta por los guantes.

Y yo, como él, a pesar de haber recibido tantos guantazos, pienso: I wanted more!!

Carmen Padín
9 de mayo de 2019











La exposición en Vergüenza Ajena (DEL 3 AL 31 DE MAYO DE 2019)