Páginas

domingo, 25 de marzo de 2018

18ª Jornada/XI año: Miércoles, 21 de marzo de 2018

El poeta Fernando López Guisado y Javier Díaz Gil,
poeta y coordinador de la Tertulia Literaria "Rascamán"


El poeta Fernando López Guisado en la Tertulia Rascamán

Hace tiempo que tenía ganas de que llegara este encuentro. Por cuestiones personales y laborales, Fernando López Guisado ha tenido que hacer cábalas para disponer de un miércoles libre y poder dedicárnoslo.

Llegó el día, este 21 de marzo que coincide con el Día Mundial de la Poesía en el que tenemos la suerte de celebrarlo junto a él.

Hasta su llegada al salón del Santander a las 19:15 hemos conversado sobre el homenaje del próximo 10 de abril a nuestro querido Paco Fenoy, fallecido el 7 de marzo.

Y hemos estado hablando sobre temas que se tratarían luego en el encuentro con Fernando: la Poesía actual (los poetas youtubers), los premios...

Hemos leído la entrevista que el diario Larioja.com le dedicó cuando apareció su último poemario "Rocío para Drácula".  Lo que nos da pie para comentar luego con él sus respuestas sobre la creación poética, su obsesión por los monstruos, la escritura de poesía y de narrativa...

Alrededor de la mesa hemos compartido conversación con nuestro invitado Pablo Llorente, Alberto Ramos, Rocío Díaz, Javier Díaz Gil, Juan Bautista Raña, Juan Calderón, Mariana Feride, José León Cano, Cinta Guil, David Lerma, Amelia Peco y Vicente González.

Cuando llega Fernando López Guisado tenemos ya ganas de conversación y él también.

Por eso sin ningún tipo de preámbulo surge el diálogo.

Hablamos sobre su vocación de poeta y narrador y nos cita una frase del escritor Ramón Hernández: "Vuelve el narrador a la poesía como el perro vuelve al vómito".
Tiene clara vocación por la poesía nos dice. Aunque ha publicado en 2016 un compendio de relatos en "Montaña rusa".

Escribe relatos porque lo tiene dentro y tiene necesidad de sacarlo. Soy un extraño en cada género: en la Poesía y en la Narrativa por el tipo de Literatura que hago, nos confiesa.

Suele tender a hacer una narrativa de terror. Pero no deja de lado el humor y la ironía en sus textos.

Hablamos de la poesía que se vende ahora de tipo más popular. Dice que la poesía buena tiene que luchar contra esto igual que los buenos narradores deben abrirse paso frente a los bestsellers. Eso nos obliga a cada uno a ser mejores. Y luego está el tema del negocio editorial. Solemos tender a unir la idea de libro con Literatura y no es así: lo que más se venden son manuales, libros de cocina, etc.

El fenómeno de los poeta youtubers, que literalmente nos dice "son muy malos", cree que están de capa caída. No le ve futuro. Quizá pueda ocurrir que de mil lectores de esa poesía haya un lector que salte a buscar a Aleixandre, a Lorca... a poetas ya de calidad.

Solo el tiempo pone las cosas en su sitio. Quizá dentro de cien años o doscientos aparezcamos o no en los manuales de Literatura. 

Dice Fernando que le cuesta identificarse con lo que escribía al principio cuando tenía 16 años, por eso apenas se revisita.

Hago una pausa para que se pueda tomar el café que ha pedido y le agradezco su generosidad con nosotros por su visita y leo para retomar el encuentro lo que sobre él encontramos en Wikipedia:

Fernando López Guisado

Fernando López Guisado (n. Madrid; 1977), poeta y escritor madrileño.

Biografía

Con una clara vocación poética, Fernando López Guisado publicó su primer libro con apenas dieciocho años y desde entonces no ha dejado de crear una obra sólida, rebosante de imaginación y originalísima en la búsqueda de un mundo lleno de misterio, que roza quizá lo paranormal pero que se hace aún mayor en la poesía amorosa o existencial.
La publicación en 2012 de "La letra perdida" le colocó entre los autores más leídos de su generación. En 2015 "Rocío para Drácula", un intenso y extenso libro, recibió el Premio de la Asociación de Editores de poesía. También reconocido por su vertiente narrativa, suele desarrollar la misma mediante relatos de terror, delirio y humor negro recopilados en el volumen "Montaña rusa".
Intenso activista cultural, colabora con diferentes medios y ha realizado labores de profesor de taller de creación, asesor literario y jurado en diversos certámenes.

Autor de cinco poemarios (”Aromas de soledad”. 1995. ”El altar de los siglos” 1998. ”La letra perdida”. 2012. "Porque nunca fue suyo". 2013. ”Rocío para Drácula”. 2014) y un libro de relatos: ”Montaña rusa”, 2016. Ha sido incluido en numerosas antologías.

Hablamos de su faceta como jurado de certámenes y de los premios. El de Covibar de poesía, en el que está directamente involcurado, del que ya llevan cinco ediciones y que se convoca en Rivas Vaciamadrid. Aunque él viva ahora en el barrio de Retiro en Madrid sigue colaborando con la cultura de Rivas.

Comento que es muy activo en redes sociales y que a veces te encuentras pequeñas joyas suyas como una publicación reciente en Facebook que titula "Día del Padre 2017" que le pido permiso para leerla yo para comenzar la lectura de sus textos. Podéis escucharla en este vídeo:


Sus hijos tienen ya cuatro años, son mellizos. La niña es muy creativa y el niño, muy cuadriculado, "un señor mayor en un cuerpo diminuto", nos dice Fernando.

Hablamos del premio de poesía María Dolores Mañas que recibió junto a Carmen Jodra cuando ambos tenían 17 años. Ella ganó el premio y a él le dieron el accésit.

Habla de los premios y nos cuenta que ya no se presenta pero sí que está de jurado de algunos. Explica lo fácil y lo difícil que es ganarlos. En el último en el que ha sido jurado, el Ciudad de Alcalá, se presentaron 1.500 poemarios que tuvo que leer como prejurado. Al jurado final llegan 10 textos. Nos cuenta que hay auténticos cazapremios que investigan quiénes están en el jurado, el tipo de poesía que les gusta y escriben poemas orientados al gusto del jurado y a ganar el premio. Puede ser fácil así ganar un premio. Y luego están los poetas que pecan de inocentes y presentan poemarios a premios donde les van a descartar por muy buenos que sean si no es la línea poética del gusto del jurado.

Nos habla de Juan Carlos Suñén, un poeta estupendo que tiene su obra publicada en Cátedra. Un gran poeta, que le dijo una vez que no son importantes los premios, lo importante es que haya un editor que confíe en ti. Y también es importante hacer una obra comprometida contigo mismo y defender una tesis.

Entiende por esto que es un fallo acumular poemas en un libro si no hay detrás una estructura. Debe tener una cohesión y un trasfondo común.
Como poeta, añade, lo único que podrás dar a a Literatura, donde todo ya está inventado, es la mirada, lo que él llama "el ojo poético".

Nos lee los primeros textos. De su libro "El altar de los siglos" 1998, los poemas:

- "Esta es la historia..."
- "Yo busqué a un hombre..."

Son poemas más expresionistas, una voz muy condensada, muy simbólica... Nos cuenta que él podría seguir escribiendo poemas de ese estilo porque le salen de forma natural pero entiende que hay que evolucionar y buscar otras formas.

Habla de cuando él daba talleres de creación poética y proponía que se debe empezar un poema con el mejor verso y de ahí debe seguir creciendo el poema para arriba.

Para mostrarnos el cambio formal de lo que escribía en 1998 y lo que escribe ahora nos lee de su próximo libro aún inédito y que se titulará "Orgía sin mí" (dice que no había desvelado hasta hoy en nuestra Tertulia, el título) los poemas:

- "Silla de enea"
- "Primavera china"
- Sinónimos"
- "Pegamento"
- y "Abraham", de este último disponemos del vídeo en el que nos lo recita:


Después de la lectura de poemas, le pedimos que lea algún relato de su libro "Montaña rusa". Así, nos lee dos relatos (que sea de mucho horror, le dice León):

- "Reflejo de Lorelei", un relato de reencuentro, con una hija muerta, una adicción y un fantasma. "No se puede hablar con los muertos" dice en un momento del relato.

El monstruo que más le obsesiona es el fantasma. ¿A qué es a lo que tenemos más miedo?, pregunta. A la muerte, nos responde. Pero los fantasmas ya han visto la muerte, concluye.

Este relato, nos aclara, estás basado en uno de Carver, de su libro "Catedral": "La casa de Chef". Vicente, gran enamorado de Carver interviene para aludir a Merken que hace relatos de miedo al estilo de Carver.

- De "Montaña rusa" nos lee ahora "Una promesa". Podéis escucharlo en este vídeo: 

- "

Le gustan los esquemas circulares.

Los monstruos le fascinan, pero le gustan los sobrenaturales. Los monstruos son una parte de tu inocencia. Te devuelven al niño asustado. Esto da pie a que exista aún esa parte de magia necesaria. Podemos escuchar a Fernando López Guisado hablar sobre los monstruos aquí:


Pregunta Cinta si ha visto la película "La forma del agua". No le gustó, dice, porque desde el minuto cinco sabía lo que iba  pasar en la película . Sin embargo le encantó de Guillermo del Toro sus películas: "Chronos" y "El laberinto del fauno".

Drácula es un símbolo para él, un símbolo de su sombra y protagonista de una de las partes de su libro "Rocío para Drácula". Antes de leernos algunos poemas sobre Drácula nos lee de ese libro los poemas:

- "Poltegeist", "Dos sueños", "Metáfora" y "Cordero asado". En este vídeo escuchamos estos cuatro poemas:


Los dos últimos poemas los habíamos leído ya en la Tertulia y nos encantaron.

De Drácula nos lee dos, de los que tenemos vídeo:

- "Alteras, Drácula"


- "Volverse Drácula"


Se acercan las 9 de la noche y antes de acabar nuestro encuentro le digo a Fernando que tengo dos peticiones, dos poemas que quiero que nos lea de "Rocío para Drácula":

- "Un hombre no debe llorar" y
- "Rosebud", el poema de Mazinger Z, que podemos escuchar aqui:


Aún tenemos tiempo para escucharle dos poemas inéditos más, de su futuro libro "Orgía sin mí":

- "Sexo con una actriz". Está escribiendo poemas más largos ahora, nos dice:


- Y "Turno de noche", que enlaza con su trabajo en el Hospital y con el que retoma de nuevo el tema de los poemas de Drácula:


Estiramos el tiempo más allá de las nueve con la sensación de haberse quedado muchos temas en el tintero, con ganas de que vuelva pronto. Y antes de despedirnos nos recomienda una película: "Mi amigo Harvey" con James Stewart.

Tras la firma de algún ejemplar de su poemario a los rascamanes e intercambiar él y yo nuestros libros vamos abandonando el salón del Santander agradeciendo a Fernando López Guisado este encuentro.

¿Que mejor celebración del Día de la Poesía hoy podíamos tener sino con la visita de Fernando?

Gracias, poeta, por esta tarde.

Javier Díaz Gil
25 de marzo de 2018











Algunas imágenes más del encuentro de hoy:















domingo, 18 de marzo de 2018

17ª Jornada/XI año: Miércoles, 14 de marzo de 2018

Francisco Fenoy, (Almería, 1941 - Madrid, 07/3/2018)
(Foto: Rocío Díaz)

PACO FENOY (In memoriam)

La Tertulia de hoy miércoles 14 de marzo ha sido muy triste. Nos ha faltado la compañía de nuestro querido Paco Fenoy. Y ya no volverá.

Nuestro compañero, el poeta Francisco Fenoy, falleció el miércoles 7 de marzo pero no supimos la noticia hasta el martes 13.

Habitual de cada miércoles de Tertulia, nos extrañó no verle el miércoles 7 en la Tertulia. Él, tan puntual siempre, que avisaba si no podía venir. Nadie podía imaginar tan terrible noticia.

Hoy, como cada miércoles, nos reunimos en el Santander para celebrar nuestra Tertulia porque era necesario más que ningún otro miércoles vernos, abrazarnos y llorar y recordar a nuestro compañero.

No es fácil seguir adelante cuando la muerte inesperada lanza su zarpazo cruel. Seguir caminando cuando queda un hueco en la mesa, una silla vacía que es imposible volver a llenar.

Por eso ayer necesitábamos traer las pocas fuerzas de cada uno, el llanto y la emoción para juntarlas. Para poder seguir caminando.

Paco Fenoy, que nos enseñó a luchar, a ser fuertes, a no abandonar la senda y a ser humildes y aprender, a ser aprendices hasta el final. Tu humor y tu generosidad nos acompañan Paco.

Por eso hoy hemos decidido que la Tertulia, tú nos lo habrías dicho, debe seguir adelante. Y que el dolor por tu ausencia era el motor que nos iba a hacer continuar.

Si hubieras estado hoy con nosotros hubieras sonreído también, recordando cómo aceptabas los comentarios a tus poemas, tus reticencias a corregir algunas palabras, y tu aceptación para corregir otras. Hubieras sonreído escuchándonos decir que inventaste un idioma: el fenoyés, que ya empezábamos a entender también los rascamanes.

Hubieras sonreído al oírnos decir que en primavera te volvías más pícaro, que eras un gran lector y un disciplinado escritor. Que eras un gran compañero.

Nos hubieras ayudado a abrazarnos, Paco.

Por eso hoy todas nuestras lecturas giraron en torno a ti, en tu recuerdo.

En el Santander ayer, quiero contártelo, estuvimos reunidos en un día de lluvia impenitente, Omega, Carmen, Carlos Gamarra, Cinta, Javier, Juan Bautista, Juan Calderón, Alberto, Rocío, María Juristo, Ana Gonz., Mariana, León, Aure, Celia, María Eugenia López y Amelia.

Y decidimos que el día 10 de abril -quiero que estés escuchándonos allí-, nos reuniremos los rascamanes para recordarte, para leer tus poemas, en el local de Vergüenza ajena, a las 19.30 para dedicarte nuestro recuerdo, nuestro homenaje. Sé que no vas a faltar.

Omega fue la primera en intervenir.

Leyó un texto tuyo, Paco, una novela que le habías enviado que estabas empezando a escribir: los dos primeros capítulos, para que ella te los corrigiera. Leyó el primer capítulo. Bien podrían ser tus memorias. Un personaje llamado Francisco es el protagonista. Empiezas hablando de política y terminas hablando de imaginaciones de un adolescente y de sexo con monjitas como una propuesta gamberra para volver a hablar después de qué es el partido comunista.

Recordamos tu humildad. La lágrima está presente en los ojos de todos, Paco.

Omega cierra su intervención leyendo un poema breve, "Por amor hacia ti", que escribió para sus padres en la celebración de la renovación de votos: "Estos recuerdos que se agrupan en mi mente..."

Nos dice Omega que al poco se divorciaron.
Hubieras participado de la broma, Paco. Nos reímos pensando en que quizá esas palabras fueron el motivo del divorcio. Se ríe Omega también sabedora de que no es cierto.

Es el turno de Carmen, y lee un bello poema que ha escrito en el metro mientras venía, un poema dedicado a ti, a Paco Fenoy:

"En día de huracán
y después de estar en la casa
de los sanadores de bichos..."

recordando así, el último día que compartimos contigo, el 1 de marzo en la lectura en la que tú también participaste en el Consejo de Veterinarios de Madrid.

Carmen lee ahora un poema en recuerdo a su madre, "El alfiler de mi madre". El alfiler que utilizaban para defenderse de los acosadores en el metro, en la oficina, en la calle. Las mujeres no lo tenía fácil no hace tanto tiempo. Queda aún muchas cosas por hacer para conseguir el respeto y la igualdad.
Qué musicalidad la de este poema de Carmen:

"Tacón taconeando por el metro"
"como arma de defensa en la mano"

Le pregunto a María Eugenia que si este acoso también se vive en Argentina y afirma que es así todavía en ciertos ámbitos. Cualquier roce es chispa para que explote todo, nos dice.

Suena el móvil, una videollamada. Es Joselyn que nos llama desde Massachussets. Ha querido estar con nosotros hoy, en este día, recordándote, Paco. Joselyn está emocionada y sentimos hoy la necesidad de decirnos que nos queremos. Como si tuviéramos la sensación de no haberlo dicho antes y que luego sea tarde. Porque, Paco, te queríamos, todos los hemos dicho esta tarde y tú también nos querías a nosotros.

A veces no es necesario verbalizarlo cuando la amistad es una certeza incuestionable.

El teléfono va de mano en mano y saludamos a Joselyn y ella habla, nos ve a cada uno de nosotros.

Gracias, Joselyn por tanto cariño. Te esperamos pronto en Madrid.

Es ahora Carlos Gamarra quien lee una imagen poética de la muerte, en honor a ti, Paco. "Sólo la muerte", es su título.

"Hay cementerios solos..."
"llega a golpear como un anillo
sin piedra, sin dedo..."
"La cara de la muerte es verde y su mirada es verde"

Un excelente poema. Después de leerlo nos descubre quién es su autor: Pablo Neruda.
Podrías haberlo escrito tú, Carlos,  -le digo-, porque muchas imágenes son similares a las que utilizas.

Cinta no ha traído nada. "Te has traído a ti misma", le digo yo. No podía faltar esta tarde en el Santander.

Es mi turno y desgraciadamente hemos sumado esta mañana otra pérdida, el fallecimiento del físico Setphen Hawking.  Quiero leer un poema que escribí en 2007 que le dediqué al científico pero que habla también de tu ausencia. Su título es "Libera me domine":
Y termina así:

(...)
Libérame, Señor,
de las ataduras de la Tierra,
de la cárcel de mi cuerpo,
oscuridad de plomo,
que me ha entregado el Cielo.

Libérame, Señor,
para que vuele eternamente
esta sonrisa,
que juega al escondite
contra el tiempo.

Fuera del Santander sigue lloviendo con rabia.

Juan Bautista nos leyó un microrrelato: "Solo de trompeta". Un micro dedicado a ti: mientras interpreta "el pasodoble de Pepe, el trompeta", un dolor en el pecho y el silencio de la trompeta.
Y de fondo, la metáfora de situación de la lluvia y el músico.

Sé que nos hubieras querido más festivo, Paco, que riéramos más pero la muerte está en nuestra palabras y en lo que hemos escrito.

Juan Calderón lee un poema dedicado a la muerte titulado "Quien nos ama", pero quiere ser alegre porque entre sus versos nos recuerda que "Nunca se va del todo quien nos ama".

Trae un relato también, un relato con un principio que nos engancha: "Quiero contaros algo que muy pocos conocen..."

"No bañes, no bañes..." dice un niño rubio de piel muy clara. Un ángel que le salva de morir ahogado.

Interviene Aure para decir que Almería  es una tierra de crímenes. Hemos conocido estos días la noticia del asesinato del niño Gabriel. Y Aure nos recuerda las bodas de sangre de Lorca, el crimen de Gádor de los bebedores de sangre e 1910: unos curanderos decían que la sangre de los niños curaban la tuberculosis.

Ana Gonz sugiere que recopilemos tus últimos escritos que pensabas publicar y publicarlos. Nos parece buena idea. Era lo que tú querías, ¿verdad, Paco?

Lee Aure un poema dedicado al dragón: "¿Dueño de qué?"

Todos sabemos quién es el dragón pero se lo he tenido que aclarar a María Eugenia, que se sonríe.

María Juristo nos trajo la buena noticia, Paco, de la recuperación de su marido y ha traído un poema de esperanza: "Pero no pudo":

"Pero no pudo
y tuvo que volver a las sombras"

La muerte vencida.

Estamos todos venciendo a la muerte esta tarde, Paco. Todos.

Es el turno de Alberto. Dice que no va a leer nada pero trae una noticia que hubieras dicho con nosotros que el mundo se está volviendo loco: la federación de enseñanza de CCOO ha pedido que se retiren libros de autores machistas y cita a Neruda, Pérez Reverte, Javier Marías. Y también de Rousseau. Tú, que has leído tanto podrías habernos dado tu punto de vista hoy.

Y hay debate y tengo que tocar la campana y Mariana saca la suya con su sonido más sutil y agudo. Alguien dice que esto es una guerra tibetana y nos reímos. Nos reímos, Paco, porque rascamán, lo sabes, también ríe y hace bromas y nos reconforta.

Y entonces añadimos unos deberes más a Juan Bautista para que haga otro microrrelato con el título "guerra tibetana" y se lo añadimos a dos micros que ya le hemos dicho durante la tarde par que los escriba: "clarividente" y "sonetero".

Jugando con las palabras andamos, Paco. Ya lo sabes.

Rocío trae un relato que quiere presentar a un premio, sugerente, poético: "Supe que le había encontrado al reconocer sus huellas en la arena..."

Ahora interviene Ana Gonz. Te recuerda micho, Paco. No ha parado de llorar en estas últimas horas. Las trágicas coincidencias que no se le han ido de la cabeza: le pediste, Paco, que te grabara una película "El que debe morir" y no llegó a traértela.

Ha escrito un poema con tus haikus y lo ha titulado "enconado" como uno de los relatos últimos de guantes que escribiste.

"Anclada en el alma de Lenin o de Marx..."
"su comunismo, sus sindicatos..."
"solo violento a veces en su sintaxis"

Un gran poema, un gran retrato... Te hubiera gustado.

Mariana Feride, con su voz dulce y su acento que nos engancha el alma nos lee un poemita, dice, que ha escrito hoy:

"Nuevos ángeles...
anoche no me dejaste dormir..."

No nos dejaste dormir, Paco.

Nos emociona Mariana con ese poema y con otro más: "Retrato en 2", la melancolía...
Y un relato duro contado desde la distancia del narrador de cámara que nos emociona: Tierras ávidas".

"A ella le gustaban los cuadrados perfectos..."

León tampoco pudo dormir. Anoche estuve intentando, nos dice, escribir un poema a Fenoy pero no le salió. Cuando lo tenía avanzado le dio a una tecla que hizo desaparecer el archivo, lo borró sin querer. Señal de que ese poema no tenía que existir.

Lee en tu homenaje "Le sorprendió la noche al mercader" un poema largo lleno de referencias andalusíes de su libro "Al dios exiliado":

"Pétalos y escorpiones le ciñen la garganta"
"Debe morir el hombre con la sangre encendida"
"Más fascina la muerte que una mujer desnuda"

Queda flotando su música, su voz endecasílaba.

Celia Cañadas está escribiendo mucho últimamente, mucho y bien. Tienen los Cañadas el monopolio de las musas, comento yo.

"Así mueren los astros" y "Agujero negro" son dos poemas lírico-científicos.

"Queda el metal como eco de su breve destello"

Y lee también "Políglotas" que cierra con un verso muy "Cañadas": "Así me han negado su palabra".
Y por último, "Carnaval" con versos tan memorables como:

"Aquí de vez en cuando es lunes
y celebramos un carnaval al estilo
de el Jardín de las Delicias"

María Eugenia está algo enferma. Una gripe la tiene medio en cama pero se ha levantado para venir a la Tertulia, a esta su última Tertulia antes de regresar a Argentina. No nos lee nada suyo pero quiere leernos un poema de Tomas Tranströmer , poeta sueco, premio nobel 2011.

El poema es "El cielo a medio hacer" que transcribo entero:

El cielo a medio hacer 

El desaliento interrumpe su curso.
La angustia interrumpe su curso.
El buitre interrumpe su vuelo.

La luz tenaz se vuelca;
hasta los fantasmas se toman un trago.

Y nuestros cuadros se hacen visibles,
animales rojos de talleres de la Época Glaciar.

Todo empieza a girar.
Andamos al sol por centenares.

Cada persona es una puerta entreabierta
que lleva a una común habitación.

Bajo nosotros, la tierra infinita.

Brilla el agua entre árboles.

La laguna es una ventana a la tierra.

...

"¿Por qué no te quedás?" le digo a María Eugenia.
A ella le gustaría, lo sé.

Cierra hoy el turno de intervenciones Amelia Peco. Está también compungida, ha sabido la noticia de tu muerte esta misma mañana. Como todos los demás, no se cree que haya ocurrido.
¿Ha ocurrido, Paco?

Siente desazón porque no escribe, está estudiando el examen de acceso de la UNED. Nos dice que en medio de un suelo despertó con la idea de un poemario: "Diálogo con mi anatomía".

Nos marchamos del Santadner al encuentro con la lluvia.

Paco, se queda tu silla vacía, pero sigues con nosotros, querido compañero.

Javier Díaz Gil
18 de marzo de 2018

lunes, 5 de marzo de 2018

15ª Jornada/XI año: Miércoles, 28 de febrero 2018


El chantajista


Se acaba el mes de los acuarios de una forma muy original. Les cuento: hoy tenemos reunión los rascamanes, es miércoles, hace un frío que pela pero tengo que acudir a recoger unos papeles para el Recital que daremos al día siguiente en El Colegio de Veterinarios de  España, me han pedido que  lo presente.

Hay un grupo importante: Rocío, Alberto, Juan Bautista, Juan Calderón, Federico, Paco, León, Ana, Javier (el jefe).

Son 7 hombres y tres mujeres, cosa singular ya que suele casi siempre ser al revés.Hasta aquí nada de particular.

De repente se me acerca Javier y me dice que tengo que hacer la BITÁCORA, le digo que estoy llena de cosas que lo deje para otro día... No, te toca y si no la haces no te daré los papeles para mañana. Me quedo a cuadros, qué barbaridad, qué manera de hacerme chantaje, eso sí, muy sonriente y con cara agradable, es un gran diplomático. ¿Qué hago? Aceptar un poco a regañadientes. Mira por dónde voy a terminar el mes de febrero con un chantaje. Bueno pues nada, no me queda otra que obedecer, y aquí estoy tratando de hacerla lo mejor posible, eso sí quiero que sepáis que nuestro “jefe es capaz de chantajear” hay que andarse con mucho cuidado.

Paco Fenoy toma la palabra y sigue con el tema “guantes”
El relato se titula: Guantes de plomo. Tiene mucho que ver con un ajuste de cuentas ya que al no conseguir que les abran la puerta disparan y dejan huellas de balas en las paredes de la casa.
Como es habitual los escritos de Fenoy provocan controversias.

Sigue Rocío. Nos lee un pequeña parte de un relato largo (sus relatos siempre lo son, pero bien estructurados).Se titula: Cómplices de papel. Lo más bonito del relato es la forma de describir esa manera de hablar de los chicos de barrio-barrio, con su peculiar acento y palabras diferentes que ella borda poniendo el tono y el acento adecuado.

Sigue Fede. Hacía un tiempo que no venía por la tertulia. Fede es un estupendo poeta, nos trae un nuevo poemario dedicado a su madre fallecida en el año 2013.
Aquí dejo unos bellos versos: 

Nada quedará de nosotros, 
la devastación no tendrá nombre.

Para dejarme el alma que te quitas, 
aparte de la sed ,vas a la sombra. 

Es un poeta lleno de “jondura” como diría un buen flamenco.

Cambiamos de tercio con un relato muy divertido de Juan Calderón. Nos habla de la obra de Romeo y Julieta llevada  a la parodia que raya en lo esperpéntico. Julieta  en la escena del balcón se agarra a Romeo y se caen, el director muy enfadado  la insulta, ella se abre de piernas y nace un hijo con el estupor de los asistentes. El director (hombre mayor) se enfrenta a Romeo loco de celos y le espeta en la cara. "¿Como has podido hacerme esto con lo que nos queríamos?" Menudo trío amoroso formaban.

Es el turno de Juan Bautista. Nos lee un relato que tiene que ver con los guantes de Gilda. Habla del dolor que siente el hombre que le dio la gran bofetada cuando se entera de la muerte de Rita.

Alberto nos lee un relato corto, se titula "El amor en los tiempos electrónicos".  Una pareja que se quieren mucho y ella le pregunta si quiere casarse con ella, cambiando la costumbre ancestral de que esta pregunta suelen hacerla los hombres. Sus relatos suelen estar siempre llenos de interés.

Le toca el turno a mi chantajista (confío que no se enfade).

Javier nos lee poemas del poeta Juan Carlos Mestre. Poema 12, una buena critica a esos turistas mecánicos, que hacen muchas fotos pero apenas se enteran de nada.
Otro poema: Venecia. "Los adolescentes quedan hechizados", termina el poema diciendo:Venecia se hunde, que se hunda.

Es un poco triste y nada creíble que al poeta le de igual que Venecia se hunda.

Es el turno de Cinta. Seguimos con temas de guantes.
El cuento del guante izquierdo.
Cuenta la historia de un guante al que le falta un dedo, pero los otros cuatro tienen en sus puntas sendos escudos bordados.

Carlos Tejado. Con su gran sentido del humor nos lee un relato hilarante. Se titula: Vox Populi. Nos cuenta la historia de un tal Luis Palomar que tenia una voz muy, muy especial, tanto que cuando hablaba por megafonía en el mercado en el que trabajaba la gente se paraba a escucharle. De tal modo era su voz especial que a Ana (una dependienta) le provocaba un orgasmo, a Nuria aquella voz especialísima cuando la escuchaba por megafonía  hacía  el milagro de que volviese a creer en Dios. Luis anunciaba también la venta de óvulos por fecundar, era un personaje nada frecuente.

León nos dice de memoria un bello poema. Una muestra: “Poco me pesa el peso de tu olvido”
Un poema profundo.

Le toca el turno a Isabel. Leo  un poema de Miguel Hernández que he descubierto hace unos días revolviendo las revista Litoral.  Editada en el año 1969, aparece este bellísimo  poema, se titula: Guerra. Comienza con estos versos:

Todas las madres de mundo
ocultan el vientre,tiemblan,
y quisieran retirarse
a virginidades ciegas,
al origen solitario
y el pasado sin herencia.

Es un poema que eriza la piel. Siempre me hago esta pregunta.¿Qué legado nos habría dejado si le hubiesen dejado vivir, y hubiese llegado a la ancianidad?
También digo un poema de memoria al paso del tiempo. Se titula: Constaté. Es un clásico ya que tiene unos diez años.

Termina Ana González con un soneto: Noche de Iguana.
Un soneto de amor. Al alba éramos ya, una sola iguana.

Aquí doy por terminada esta Bitácora y también el mes de febrero que tan generoso ha sido conmigo.


Isabel Morión
4 de marzo de 2018

martes, 27 de febrero de 2018

14ª Jornada/XI año: Miércoles, 21 de febrero 2018



La nieve continua amenizando nuestra comarca...


La nieve continúa amenizando nuestra comarca y los responsables ya avisan de que se va a terminar.

La desopilante masa coleguística fuerza a Carlos Gamarra a redactar la bitácora, quien  con la torpeza e ilusión propia de un principiante, acepta para que no le tilden de cobarde.

La tertulia se celebra bajo el ojo avizor de Javier, que comenta los eventos que se celebrarán en fechas próximas:
    . Lectura de poemas de Aureliano Cañadas y Javier Díaz Gil, de sus respectivos libros Conjugación Secreta y Regresar a Chile, que ocurrirá el día 26 de febrero (los detalles ya los facilitó previamente Javier por email).
   . Recital de la Tertulia Rascamán en la sede del Consejo General de Colegios Veterinarios (c/ Villanueva, 11 - 5ª planta) que ha organizado Isa Morión y que se celebrará el 1 de marzo a las 18 horas. Cada participante podrá leer unos 4/5 poemas, dependiendo de su tamaño. Javier enumeró  los componentes de la tertulia que participarán.
   . María Eugenia López leerá en Tertulia de Montesinos el día 6 de marzo y Javier la presentará. A su vez Maria Eugenia presentará a Javier el día 8 en la lectura de sus poemas. Informarán oportunamente.
Interviene Isabel anunciando que el 27 de Abril dará una conferencia sobre Enrique VIII, a través de sus seis mujeres. Se celebrará en Leganitos. Solicitó que la presente algún miembro de la tertulia, quedando el tema abierto.

Un pajarito comentó que Alberto había recibido un premio en las Cartas de amor de Baracaldo, con su trabajo “Carta de amor de un notario enamorado” . Tuvo que ir a recoger otro premio en Córdoba.
Otro pajarito pió que Rocío también había sido premiada en otro concurso de Cartas de amor en Puertollano, con su trabajo denominado.” Esa mancha de harina de tu frente”.
-No se desvelaron los paraísos fiscales adonde fueron a parar el importe de los premios-

Comenzó Isabel, que leyó el poema La vida es una lágrima y varios haikus . Debido a que la música estaba un poco alta, Juan Bautista la pidió que leyera de nuevo los haikus, de los cuales se cita uno de ellos:  

La niebla cubre                                                                                                                       
la pasión que nos damos                                                                                           
cómplice el bosque

Los trabajos gustaron.

Juan Bautista leyó un relato donde confluían el guante largo y negro y Rita, que recibió la bofetada más dulce de su vida y lo dejó escrito. Gustó el relato, al que se le hicieron unas breves correcciones. Pasa a engrosar la colección de “Guantes”..

Juan Calderón leyó un relato El chico que leía El País y un microrrelato Guantes deshabitados (que pasa a la colección). Ambos gustaron mucho.

Rocío, la de Puertollano,  a quien no le cabía el pie, leyó su relato Dios también viaja en transporte público , relato antiguo reformado, que gustó mucho a la concurrencia.

Carlos Gamarra, a quien le cuesta meterse en la gruta de sus poemas, leyó Atacama y Reuniones Secretas, que tras unos arreglos, parece que gustaron.

Francisco Fenoy, con un tenebroso relato titulado Guantes venenosos, que no dejaría dormir a muchos, tras una breve corrección gustó bastante.

Alberto leyó Los celos de Dios, donde el amor narcotiza sentidos entre sotanas. Una breve corrección y gustó mucho.

Carmen leyó dos poemas: Fantasmas, que recogen en consigna maletas de nostalgia y La soledad ordena, con la sonrisa de excusa que pone el silencio. Tras unos breves arreglos gustaron mucho.

David no trajó nada para leer. Comentó que está leyendo una novela, Noviembre, de Jorge Galán, que le está gustando mucho.

Javier leyó dos poemas de Ben Clark, poeta de origen británico. Ambos de su poemario La Fiera: Si llega el fin del mundo y Orillas, que gustaron muchísimo.

Maria Eugenia lee dos poemas, el primero que dice no haber corregido y al que titularemos TOC, por onomatopeya del sonido en que se envuelve el poema. El segundo al que titulamos por el primer verso, Los cosmonautas van corriendo al espacio con guantes. Ambos gustaron del paladar de los gourmets.

Cinta presenta un relato sobre gorrinos y otros animales, que en realidad es un programa de denuncia. Rodeado de fantasía, después de algunos arreglos gustó bastante.

Aureliano Cañadas leyó tres poemas sin título, que sustituimos por el primer verso: Aquella casa, Recuerdos y Desierto. Manifestó que eran muy personales y que no los publicaría. Muy sugerentes, gustaron los tres.

María Jesús leyó dos microrrelatos, Goleada, con sus medias de rejilla y Por encima de la rodilla, que tras una breve corrección gustaron mucho.

Y así llegamos al final de la tertulia, con las copas de vino y las botellas de agua vacías, que esperan su oportunidad en el próximo evento.


Carlos Gamarra
26 de febrero de 2018

jueves, 8 de febrero de 2018

11ª Jornada/XI año: Miércoles, 31 de enero de 2018

Liquidado el primer mes del año 2018...


Treinta y uno de enero y liquidado el primer mes del año 2018; no es que tenga afán liquidador, pero me da tanto morbo pasar de una cosa a otra. Ay, qué cosa, cosa nueva. 

Y en este ahorapuesto rascamanero, por nueva, estoy toma que toma nota, aunque sin mucho afán, pues si escribo no escucho,  y si escucho no escribo, por lo que pido disculpas por las posibles erratas u omisiones. Lo que no conste es porque me lo he bebido a sentidos llenos.

Abre la sesión Javier, que agradece la asistencia de los compañeros a la presentación de su poemario Regresar a Chile, y yo,  glub. Hay próximas presentaciones. Isabel sugiere presentación en Veterinarios, que espero poder asistir.

Comienza José León, que lleva un prendido de tres colores en su camisa que, prendada, quedo de él. Lee un poema de su libro La inteligencia azul de los delfines, Minaretes e inciensos, tan evocadores que  trasladan con este Niño pecho de azúcar,  que en Hispania ha muerto esta mañana. Me deja noqueada.

Paréntesis para los deberes rascamaneros: quienes vayamos a intervenir en el recital de Veterinarios, enviemos reseña breve y pensemos qué vamos a llevar.

Isabel pasa a leer su poema Declive, breve e intenso. Se le sugiere cambio de orden en versos. Su relato Encuentro, donde Carmen descubre a un tal Juan, que sabe muchas cosas sobre ella.

Paco Fenoy y su noveno cuento sobre guantes, con el que cierra la serie: Guante de ceniza. Una cueva que brama, el agua brilla y un guante desmesurado que al tocarlo, se descompone, pues es de ceniza. Hecha alguna corrección, lo lee de nuevo Rocío. Yo hasta toso con el hollín.

Rocío que no ha traído ningún trabajo por haber estado de viaje por Dublín, donde dice tomó algún café irlandés y ninguna Guineess. Y se dejó envolver por el ambiente literario de esta ciudad, que seguro da para varios relatos.

María con el poema Como no, precioso, preciso y limpio. Y un decálogo con frases de Borges. Comienzos barrocos que se depuran con los años, rasgos circunstanciales exigidos por el lector. En fin, Borges.

Juan Antonio con el poema Vendimia que ya trajera la anterior semana, y ahora trae ya corregido. Dedicado a un amigo jubilado en Pesquera de Duero y lee Juan Calderón. Y un relato para la colección Guantes, El Traje, traje como guante, que todos ven en su protagonista, menos ella.

Iñaki,  con Historias optalidonómicas. Mujeres más que al borde de un ataque de nervios, mujeres maltratadas, ignoradas, vilipendiadas, que por medio de este analgésico se transforman y creen que así, escapan de una vida anodina.

Juan Bautista, relato: Compañero de Viaje, un diálogo entre Rucio y Rocinante, sus observaciones desde cuatro patas, cuando sus amos descansan.

Juan Calderón con un hermoso poema, premiado en un certamen poético, La llaga. Evocación a jazmín, la Paz cuando se marcha. El refugiado desasistido.

Se rompe toda la magia cuando Javier comenta que a partir del quinto libro publicado,  se pasa a régimen de Autónomos.

Retomamos el encanto con Cinta y su poema La guitarra, su voz y sus emociones. El puente, despedida, inspirado en un poema de Isabel.

Y de ahí se deriva –no sé a cuento de qué- a cuando Ava Gardner en la noche madrileña cogió un taxi, que conducía El Fary, que la tiró los tejos, y a partir de ahí, cada vez que venía a nuestra ciudad, viajaba en metro. Y otra disgresión hacia Isabel II y su canal, tan visitado.

Retomamos, Alberto y su relato 100 Rosarios, de cuentas y gotas de brandy, breve y conciso. Bonito.  Y nueva dispersión hacia la Optalidona de Iñaki.

Javier y La Poesía nos salva (de los) cementerios, elefantes y avisperos. La fuerza de un verso.
Y lee también un poema de García Montero, La Fiesta, laaargo y que no llega.

Carlos G. con su poema Atacama, luces en las que hay que adentrarse. Y un poema en romance, Guantes negros, para la colección de guantes, extraído del cuento, La dama de la rosa blanca.

Celia, con unos poemas para Ciencia, Poesía y Mujer. Caligrafía de la vida y  la Homeóstasis, publicados en la revista Principia. Luego habló de la Poesía de Susana Barragués de su libro "La perla de la poesía" que parte de la explosión de vida en el período Cámbrico.

Anagonz, poema Orillas, el Mar, refugiados, sueños. En castellano y gallego. Hoy los refugiados, tan presentes.

Ah, loca por irme –esto de hablar en público no me gusta nada- me olvidaba de Carmen, un poema para la colección Guantes, Tiempo de subastas, y otro, Ilusión, débil y dubitativo.

Cerramos la sesión rascamanera de hoy y nos fundimos con la oscuridad, de la oscura noche de boina, entre bocinas y bicicletas arriesgadas.


Carmen Paredes
07 de febrero de 2018

martes, 30 de enero de 2018

10ª Jornada/XI año: Miércoles, 24 de enero de 2018


¿Qué es eso que adorna la cabeza de la botella del Aquarius?


24 de enero de 2018. Alrededor  de las 6:30 de la tarde, el grupo de tertulianos se reúne como todos los miércoles en un conocido café del centro de Madrid; poco a poco van llegando al salón, y así, estableciendo el orden en el cual serán leídos sus respectivos trabajos.  Para tres de ellos, Carmen, Carlos y Juan Bautista es su segunda vez y por la costumbre establecida, uno de ellos tiene que redactar la bitácora del día de hoy. Javier, el director de la tertulia, elige (sin previo sorteo, todo hay que decirlo) a Juan Bautista. El novato trata de escabullirse con alguna excusa, pero el  peso de la tradición cae sobre él: tendrá que tomar nota y redactar una pequeña guía de lo que en ese día se hablará. Así, sin más dilación, comienza la sesión; cada tertuliano expondrá su trabajo al  criterio de los demás.

El primero  en salir "al ruedo" es León. Confiesa que no ha traído nada preparado pero alguno de los tertulianos apelan a su memoria para que recite algo de su amplia biblioteca. Sin hacerse de rogar, el caballero recita un soneto, que a la pregunta de cuál es su título, responde "Soneto de Amor". Cuando finaliza su intervención, pregunta a Alberto qué es eso que adorna la cabeza de la botella del Aquarius que está tomando, si es un "nuevo artilugio erótico" o qué. Todos los tertulianos comienzan a ver la rara vestimenta de la botella y al final se llega a la conclusión de que podría ser un "sujeta-pajas".

El siguiente en tomar la alternativa fue Juan Antonio que leyó un poema titulado "Pesquera del Duero", dedicado a una compañera que se ha jubilado recientemente y que trata sobre el ciclo de  elaboración del vino. Hay opiniones sobre algunos de los versos y el poeta toma nota de ellos y comenta que revisará el poema con las opiniones vertidas.

El tercero es Paco Fenoy. Nos trae un relato corto que es el octavo de su colección privada dedicada a los guantes. El relato trata sobre una mujer pobre que se ahorca y es enterrada fuera del cementerio del pueblo y como final, el cuerpo desaparece y sólo queda como rastro un guante con tierra a la puerta del oratorio. Cuando finaliza, se abre el debate sobre el título que debe llevar el relato. Paco lo ha titulado "Un impactante temor se extiende por el pueblo". La mayoría está de acuerdo en que es muy largo y después de varias ideas se sugiere "Guante de Barro".

Antes de continuar con las lecturas, Javier recuerda que el próximo primero de marzo se intervendrá  en el colegio de veterinarios en la calle Villanueva y nombra los diez voluntarios que se han  apuntado.

La siguiente es María Juristo quien presenta un microrrelato titulado "El guantazo" que trata sobre la violencia de género. El relato es bien acogido por todos los tertulianos.

La sesión continua con la intervención de Rocío que lee una carta de amor titulada "La mancha de harina en tu frente". Todos los tertulianos coinciden que es una carta muy bonita, la historia de amor entre una churrera y un vendedor de melones. Al finalizar, Rocío recomienda la Exposición "Pasa Página" que está en la Biblioteca Nacional.

El siguiente fue Alberto, quien leyó un relato titulado "La pata de Conejo" que trataba sobre la explicación un tanto irreal que le daba un conductor a la guardia civil. La opinión de todos es que era muy bueno.

Después fue el turno de Javier que leyó un poema titulado "08/10/2016" basado en un compañero de trabajo de baja desde esa fecha. El poema fue recibido con muy buen agrado por todos.  Luego, leyó 3 poemas de Francisco Caro: "Sobre el césped tendido 2:37", "Sobre el césped tendido 3:55" y "Reggio Calabria". Hubo opiniones diversas sobre ellos.

El siguiente fue Juan Calderón quien comentó que hoy traía algo completamente distinto, de su libro "Divertimento" nos recitó un soneto cómico "Caperucita ya es mayor", un romance "La Maja desnuda de Goya" y el dialogo entre un zapato de baile y unas castañuelas. Todos, y en especial este último, arrancaron las sonrisas de todos.

Juan Bautista leyó un microrrelato erótico titulado “La Rosa Roja”. Tuvo diversas opiniones que el autor tomó en cuenta para una próxima versión. Gustó la forma cómo trató palabras que sería más fácil hacerlas vulgares que en la forma elegante como lo hizo.

El siguiente turno fue para Carmen, quien leyó tres poemas: “Angulo Vacío” y “Dialogo” dedicados a sus gatos y “Siempre niños” inspirado en niños especiales. Los tres poemas fueron bien acogidos por los tertulianos.

Continuó la sesión Iñaki quien presentó un relato titulado “El supermercado de la Alegría”. La opinión en general fue que el relato era muy largo y surrealista; podría, perfectamente, generar tres relatos individuales.

Carlos leyó dos poemas: “Tiempo gris”, inspirado en una residencia geriátrica que generó un debate sobre el título y algunos compañeros hicieron observaciones sobre algunos versos. Finalizó con el poema “Siempre Tango” que fue bien acogido.

Celia trajo un poema titulado “Rebajas” y un microrrelato “Papel mojado” donde denuncia la forma de trabajar de los funcionarios. El primero de ellos fue bien acogido pero el segundo, muchos de los compañeros, no lo entendieron.

A continuación, le tocó el turno a Mariana quien leyó tres poemas: “Modus Vivendi”, “Lienzo” y “Ha llegado Lily”. Los tres fueron del gusto de los tertulianos.

Isabel presentó una crónica titulada “Los guantes de Gilda”, a la cual algunos tertulianos hicieron comentarios de los que la autora tomó nota para hacer una revisión del mismo.

Finalmente, la última compañera en leer fue Ana que leyó el poema “Orillas”, primero en gallego y luego en castellano. Debido a que era muy tarde y algunos compañeros ya se habían ido, los comentarios fueron escasos.

Pasadas las nueve de la noche, se levantó una nueva sesión de los rascamanes…. Eso sí, sin aclarar si el adorno de la botella de Aquarius de Alberto es un “sujeta-pajas” o un artilugio erótico…


Juan Bautista Raña
20 de marzo de 2018