Páginas

jueves, 21 de junio de 2018

30ª Jornada/XI año: Miércoles, 20 de junio de 2018

Nosotros no somos unas polillas cualquiera...

Bitácora collage del 20 de junio de 2018 en el café Moliere

1. Rocío Díaz Gómez: 


Éramos insectos lucípetos atraídos por la literatura en vez de por la luz. Lo llevábamos en nuestra naturaleza y a pesar del cambio de coordenadas del encuentro, del calor y el futbol (nosotros también éramos 11) allí migramos un 20 de junio en línea recta. Nos apretujamos y comenzaron nuestras alas a moverse haciendo círculos en torno a Ortega y Gasset y Bram Stoker, Begoña Abad y Antonio Gamoneda, Aquiles Nazoa y Juan Pablo Villalobos. Volábamos alto y seguro aunque la fuente de luz estaba distante. A veces la conversación nos desorientaba y, a ras de suelo, terminábamos dilucidando sobre mesas de formica e implantes capilares, con viajes a Turquía que prometían curas milagrosas, pero evitábamos los banales obstáculos aprovechando la corriente para recordar oportunamente a Eduardo Galeano y su “Yo, mutilado capilar”. La literatura nos guiaba y facilitaba nuestra supervivencia. Poemas de propios y extraños, novela gótica. Relatos feministas y de serpientes, relatos de abuelos fotógrafos y niños desgraciados. Leyendo y escribiendo queríamos volar más alto, tan alto que pudiéramos tocar el firmamento de las letras, la luz de la luna prometida. Aunque lo que terminamos prometiendo fue regresar el siguiente miércoles, volver en línea recta a nuestro lugar de encuentro favorito. Quizá algún día formemos parte de una nueva generación ilustre de insectos lucípetos, y hasta seamos caso de estudio para esforzados entomólogos. Porque nosotros, los Rascamanes, nos sentimos atraídos por la literatura en vez de por la luz. Nosotros, no somos unas polillas cualquiera.

Rocío Díaz Gómez
21 de junio de 2018











2. Iñaki Ferreras: 

Bajo un sol sahariano, en el clásico Café Moliere, al estilo 'petit comite', ayer nos reunimos un grupito de rascamanes. Unos leyeron excelsos poemas propios y ajenos. Otros, relatos oníricos en el estilo de la prosa poética. Otros, escuchamos atentamente y nuestra alma se enriqueció con tanto arte y cultura. Y entre todos, continuamos forjando una bonita amistad a través del universo literario que es uno de los tipos de amistad más duradero y profundo que pueda existir.

Iñaki Ferreras
21 de junio de 2018











3. Juan Bautista Raña:

Entre maletas, ventiladores de techo, polillas y mucho calor nos recibió el café Moliere para celebrar una nueva reunión de los rascamanes. Para no perder la costumbre, los poetas han sido más numerosos que los narradores; sin vergüenza pero con mucha clase, los poemas y relatos han desfilado como si el lugar hubiese sido siempre su casa; sin embargo, está sesión será recordada por los viajes a Turquía por 2.800€ para resolver el problema de alopecia de algunos de los miembros de la tertulia y sobre todo, por las mesas de fornicar de la mili; curioso, siempre había oído que cuando volvías de la mili, venías hecho un hombre... Parece que en algunos cuarteles de la España de los 80 se lo tomaban al pie de la letra.

Juan Bautista Raña
22 de junio de 2018












4. Aureliano Cañadas:


Tertu con algunas ausencias y muchos retrasos, Yo fui el primero y pude llevarle mi poema ilustrado a Juan Antonio, rifar un tomo de las obras completas de Ortega, leer dos poemillas míos de la última hornada, pero sobre todo quedar con los compañeros calvorotas con los que vamos a ir a Turquía . Creo que Juan Antonio explica por qué y a qué (lo que no os explicará es que una vez ya puestos a sufrir el trasplante, unos cuantos nos vamos a trasplantar más cosas -consultar
la edad de los contertulios-). Pero muy en secreto y de 33 cms.

(Perdona, "niño", por desvelar el secreto...)

Aureliano Cañadas
22 de junio de 2018










5. Omega Escribano:



Se añade un grupo de personas  a un ambiente que trae reminiscencias de otra época, somos los rascamantes. En esta tertulia hemos permanecido en “el aeropuerto" que “alguien" con su “Dolor" expresa y ese es nuestro jovial Aure, Omega en un pequeño camafeo de plata trae recuerdos de escritores góticos Bram Stoker  y las hermanas Brontë, Julia, sus talleres de escritura amateur; Javier “Desobedece" a Begoña Abad y explica “Amor" de  Antonio Gamoneda; entre todo ello, muestra sus peripecias relatistas Juan Antonio con esas “Miradas" de mujer liberada en voz masculina; José María  nos intriga con una “Serpiente” ofreciéndonos la Tentación del Paraíso; Cinta Rosa, unas fotografías de un pasado con laureles, aureolas y Alma nos zarandeó lo suficiente con su “Compasión" y al final “Todo lo que duerme despierta".

Y eso es lo que sucedió aquella tarde: todos despertamos de nuestro estado hipnótico  para adentrarnos con una profundidad elocuente hacía la Literatura. 

Omega Escribano
22 de junio de 2018












6. Juan Antonio Arroyo:



ESTALLIDOS Y FORMICA  CON  POLILLAS  
             

Hoy viajamos al Molière...necesitados. Somos 11, magia de un Mundial sin Lopetegui, pero milagroso hoy contra Irán. Aquellos crecepelos son ya de verdad, te los siembran en Turquía y pierden los calvos unos treinta años. Aurealguien encontrará el reguero de hormigas, viajeras a su destino. Pero es erótica la forma de quitar el dolor. Omega... vuela una polilla, la oscuridad tiene poderes. Julia... escucha desde sus dos talleres: de teatro y de todo el resto. Javier... poetas  de los cincuenta llenos de Alma.., hay dos claves en ellos: Desobeciencia y Amor. Rocío... quiere para otro día deberes y lo consigue. Juan Antonio... no quiere que se repita el maltrato a la mujer, a pesar de la suelta de la manada. Juan Bautista... no te vistas de viuda cuando yo muera, quiero ser un muerto como los de Neruda. Iñaki... hoy llega suelto, ha guardado los placeres de Guadalajara en casa. José María Garrido... me acerco a tus pies: salgo por el sumidero de tu casa. Cintaesa Laika guarda el retrato tan bello de mi abuela y ya lo he revelado, resucita…, ¡tan joven¡. Alma... Llegará la compasión y entonces..., dejarás de ser culpable por haber nacido.

Juan Antonio Arroyo
23 de junio de 2018








7. José María Garrido:

Hoy es difícil hacer los deberes, cambiar de voz y de vestido, salir corriendo de la tumba y que tu sombra no te siga, o escribir sobre negro tan de noche. Es un reto olvidarme de los verbos en medio de la tinta, un reto, una paradoja, una aventura:

"Imágenes en negro, en blanco la pared, los ojos en la luz; Nada aún pero cerca de ti. Muy cera, frío. Mucho frío; los dientes blancos, afilados y sedientos; tu carne tierna, cálida, desnuda. Arriba. Cerca. La luz, primero el tobillo. El hueso, salado. Otra vez la sed. luego tu pie desnudo. Silencio. Mis escamas cerca, en su piel azul. Mi sonrisa en la pared. Tu silencio en mis oídos. Más arriba en tu cintura, mis escamas al borde del abismo. Más arriba, despacio tu cuello sin aliento. Y tú, tras el reloj, impaciente."

José María Garrido
23 de junio de 2018







8. Alma Pagés:

Al llegar al Café Molière, me sorprende el jolgorio de parte de los asistentes, al parecer motivado por algo que incluye la palabra "Turquía". Mi instinto literario-cinéfilo se desata: ¿Viaje de Turquía?, ¿La pasión turca? ¿Delicias turcas?. Pero no, son cosas de chicos, un tanto revueltos con el calor capilar. Se leen poemas y relatos bajo la escucha atenta de Julia, participante en el taller literario embrión de la actual Rascamán, quien confiesa su pasión lectora, que afianza asistiendo a varios talleres de lectura. Amena y enriquecedora, como siempre, transcurrió la tertulia. Hasta la próxima.

Alma Pagés
24 de junio de 2018











jueves, 14 de junio de 2018

29ª Jornada/XI año: Miércoles, 13 de junio de 2018


(Nacimiento de Venus. Botticelli, 1484)


Día  de San Antonio

Hoy es el Santo patrón  de las modistillas, no nos hemos ido a al ermita para echar los alfileres, pero en esta tertulia hemos dejado salir las pasiones.

En este día hemos sido pocos aunque con una fuerza interior profunda. El vocabulario ha subido de tono. El ser “malvada" es tener mal destino en nuestro caso los hados nos son favorables. Hubiera sido interesante tener a mano unas cuantas spritrias como guías del deseo, de juegos lúbricos.

Afrodita acariciado nuestros instintos, dejándonos llevar por esa naturaleza sensitiva. León fue el primero en mencionar a la diosa concupiscente “Sonetos de Afrodita", “Tu piel es el mordisco de un alacrán de azúcar”,” Tu piel es una selva, que mis manos exploran”, “La Copa donde viertes el vino de mis días”. Hemos quedado entre todos que, si es posible, le buscaremos una pornopianista, carcajada general.

Juan Bautista nos trae la segunda entrega del cubanito “Nicanor Candela" que soñaba con bailar en el flamante club Tropicana: a sus sueños da forma con sus bailes rítmicos y sensuales. Los humorismos de Juan son únicos  y  su tono de voz a lo Carmen Miranda es hilarante.

Cinta Rosa con ese relato, “Pan Candeal", hace que el deseo cobre vida con todos los sentidos, la voz vibra en su piel, el tacto de un pan que ha tocado el ser deseado y el olor que enerva la pasión de una invidente que está muy viva ”Besar, acariciar, penetrar".

Javier saca de nuevo poemas eróticos antiguos y otros de nuevos movimientos y posturas.
“Es tu piel secreta donde quiero morir”, “Transitada por puente de luz”; “Trampa" con unos versos muy sugerentes como reveladores: “El ratón  distraído mordisquea”, entre otros “por la página veinte doblado por la esquina”, “en tu espalda el mapa de tus manos”, sus poemas son de un refinamiento y sensualidad exquisitos.

Un itinerario de voluptuosidades, mapas del frenesí que recorre reclaman.

Omega rompe con todo ello. Su poema es de estilo político social, reivindica la igualdad humana. Por último, Ana no ha traído nada, pero su fardo existencial lo saca a relucir con recuerdos de su pasado de tintes sensitivos, sensoriales. Cinta a la par la acompaña, cada rascamante recuerda de manera directa, casi onírica, su pasado de amantes y amados. “El mejor regalo es la generosidad del placer dado", sí, los placeres son la vibración  que marca nuestro cuerpo y funde en lava emotiva a nuestras almas, somos herreros de nuestro deseo y la fragancia de nuestras pasiones.

Omega Escribano
22 de junio de 2018

jueves, 7 de junio de 2018

28ª Jornada/XI año: Miércoles, 6 de junio de 2018


Bitácora collage del 6 de junio de 2018

1. Rocío Díaz Gómez: 

Regresar a Rascamán. Regresar a los nombres conocidos y a las voces que arropan. Regalarme un miércoles, ahora de junio, lúdico y profundo a un mismo tiempo. Tomar prestada la ilustre compañía de Octavio Paz y Miguel Hernández, de Jorge Villalobos y Maruja Mallo. Respirar bajo la sombra de ese árbol de carne y voz de donde cuelgan maduros poemas con i latinas y lenguas de niebla. Frutos jugosos que plácidamente mordisqueamos. Para con el sabor aún en la boca, dejar volar la imaginación y alcanzar una Habana donde empaparnos de su son henchido de ritmo y sonrisas. Rendirnos a su acento y descansar después del ajetreo, permitiendo que los pensamientos, las palabras no pronunciadas nos cercenen los labios. Y aunque la vida con sus pérdidas nos duela, tras la elegía, levantar los pies del suelo, ascender despacio, fugarnos juntos hasta la India, hasta Londres, hasta esos remotos lugares donde nunca tocan las campanas por los forasteros. Zambullirnos en experiencias que desgranaremos en palabras. Pero después volver a casa, a nuestra tertulia, donde tanta Alma habita en Un cuento oscuro, donde nos amamos mirando siempre a Poniente. Regresar a Rascamán, calma y refugio, donde palpita ese pedazo de mi interior que solo se caldea con estas brasas, compañeros que comparten palabras como quien comparte el pan. Regresar a Rascamán. Regresar siempre.

Rocío Díaz Gómez
7 de junio de 2018












2. Iñaki Ferreras: 

La tertulia de Rascaman del 6-6 fue diversa, variopinta y, como siempre, altamente interesante. Se leyeron escritos propios de los miembros y ajenos de artistas reconocidos y todos nos enriquecimos para hacer nuestras vidas un.poco más llevaderas.

Iñaki Ferreras
7 de junio de 2018












3. Celia Cañadas: 

Yo venía de apaciguar el miedo de una adolescente, mi alumna, a los números. Pocas certidumbres ofrece la vida como la de los números... y qué dulces me resultaron a menudo los problemas en papel. La realidad siempre resulta, en comparación, compleja, precaria y sin oportunidad de "recuperación" a la vista. De este lado del papel, la solución pasa por un cálculo por tanteo a ciegas que desemboca siempre en conjunto vacío o en palabras de mi padre, La isla de la nada. Mientras, regreso a Rascamán y es tan divertido y reconfortante como la imagen de un acordeonista cubierto de sudor y con la única prenda de abrigo de visón en pleno julio. Celebramos el reciente premio de Juan Antonio por su poema dedicado al río Duero lleno de resonancias literarias. Alma esgrime Un cuento oscuro, que es luminaria y elegancia como ella misma. Yo solo llevé unas preguntas y salí con este  abrazo:

Ícaro

Por su abrazo conocí,
de su vuelo
la altura.

Me queda el vértigo.

Celia Cañadas
7 de junio de 2018












4. Javier Díaz Gil: 

Hay bitácoras que son algo más que una enumeración.

León en Málaga subiendo y bajando cuestas, su Rocinante de cuatro ruedas se queda junto al mar. Cinta del brazo de Octavio Paz y de Miguel Hernández: era de barro, la cabeza recién rapada, árbol de carne y voz. Cinta del brazo de las musulmanas.
Mariana se duele y viene de Rumanía de cuidar a su madre pero trae a Pessoa y una I latina y un hacha robada.
Juan Calderón, serio de ojos interiores, divertido de meigas y fantasmas y embudos de lata en la cabeza.
Juan Bautista que cita la última de Polanski y en su lectura nos vierte aires del Tropicana y el acento cubano de Nicanor Candela.
Rocío regresa después de su obra y de un trancazo primaveral. Rocío regresa.
Juan Manuel, certero, con diez pensamientos, pura elegía. Felicidades: "Cada uno hace lo que puede", responde.
Yo leo poemas de desgarro del último premio Hiperión, el joven poeta Jorge Villalobos. Poesía para enfrentar el dolor y la pérdida.
Isa Morión reivindica a Maruja Mallo, mujer intemporal, nos dice. Lee un texto propio como tumba de agua con palabras previas de Paco Caro.
Imaginamos a Iñaki Ferreras que toca su acordeón con un abrigo de visón. Trae un relato de amor que quiere levantar el ánimo u otras cosas.
David, novelista, escucha, asiente, opina, suma siempre.
Juan Antonio galopa en la noche lorquiana en un microrrelato y vendimia premios en sus versos.
Le ruego a Alma un poema de su cuento oscuro, poema de amor que mira a poniente.
Celia y Vicente que no traen lectura pero quieren escuchar y nos cuentan. Benditas palabras.

Bitácoras que son algo más que una enumeración.

Javier Díaz Gil
7 de junio de 2018












5. Cinta Rosa Guil Redondo: 

Hemos decidido hacer una bitácora colectiva, espejo de todos los que estamos, escribamos o no…

Mariana ha regresado de Rumania y su madre se mantiene estable. Como siempre, nos emociona con esos poemas que extrae de su alma, gracias a la escalera, inagotable, de sus recuerdos.

El suyo, esta tarde, arranca con una cita de Fernando Pessoa, “el poeta es un fingidor”. Ella escribe sobre la I, y los adjetivos como pedradas aparecen: Inútil, imbécil, inconsecuente. El desprecio vive en la I, y esas pedradas claman en Rascamán.

Juan Calderón, nos conduce a sus paisajes interiores a través de los boquetes que nos llevan al futuro, con ojos interiores que son los Dante de las profundidades…

Pero para poner en la otra balanza, la de la gracia y el baile, aderezada con acentos cubanos insuperables, aparece el relato inacabado de Juan Bautista, con ese Nicanor que está loco por actuar en “Tropicana”, al que aleccionan sus maestros para no bailar “a la cañona”…

Juan Manuel nos lee con tono elegíaco el poema que con luces y sombras, con palabras no dichas, lamenta el tiempo que no regresará…

Isabel nos anuncia su próxima conferencia sobre Maruja Mallo, pintora surrealista. Y recita un poema propio.

Javier nos lee algunos poemas de Jorge Villalobos, una muestra de dolor por los seres perdidos.

Nos enteramos que ha muerto Luis Arillaga.

Alma nos lee un poema de su última publicación, “Un cuento oscuro”con la delicadeza y exquisitez que la caracterizan.

Nuestro pedagogo, Juan, nos brinda el poema que habla de la separación de hombre y caballo, entre el espejo de la luna.

También estuvieron José León Cano, Iñaki con su cuento sobre los habitantes de la gran ciudad y sus idas y venidas, David, Vicente y Celia Cañadas y Rocío que se va de vacaciones. Y yo, que traje a la figura de Miguel Hernández gracias al arte de Octavio Paz.

Nos ha salvado la luz de Cuba de las sombras de la poesía en sombras de esta tarde.

Vicente y yo clamamos por la invasión del inglés en nuestra lengua.


Cinta Rosa Guil
7 de junio de 2018












6. José León Cano: 

Melancólicos días. La muerte, equivocada de fecha, se agazapa entre las negras nubes interminables y acaba finalmente por colarse en el santuario subterráneo donde la poesía creía estar a salvo.
Pero no. Nadie es inmune a su mordedura silenciosa, a sus injusticias de cristal derretido sobre la inocencia.
En Rascamán comunican la muerte de un poeta, no por anunciada menos dolorosa. Mi buen amigo Luis Arrillaga, víctima de la incompatibilidad del oscurantismo con las luces.
Nubes malditas, olor a muerte fresca, clausura del jardin, la luna guillotinada gotea sangre sobre las tazas del café. Alguien se atreve a afirmar que la esencia de la poesía es la tristeza, y encima un joven gotoso de veintitrés años gana el Hiperión con unos supuestos versos negros que el cubo de la basura espera con avidez. Poesíaa que nos aleja de la realidad para enterrarnos en esas soledades de epitafio que intenta vendernos el sistema para que nos conforme la ceguera.
Menos mal que me quedé dormido un buen rato.

Todo lo anterior constituye mi trozo de bitácora, recién escrito a bordo de un provinciano autobús, oh, cielo anubarrado, que me devuelve de Albacete a Madrid.

José León Cano
8 de junio de 2018












7. Juan Bautista Raña: 

Hoy hemos sido quince participantes en la tertulia. Mi número favorito. Ha sido una premonición: la sesión ha sido estupenda. Como casi todos los miércoles, los poetas han sido mayoría, se han leído poemas de muy buena calidad; a los narradores casi ni se nos ha visto, dos relatos y pare usted de contar. En lo que sí hemos coincidido casi todos fue en la temática: la melancolía y el dolor han sido los protagonistas a pesar de que estamos en plena primavera. ¿Será que vemos llegar el verano y tememos que no se celebren estas reuniones que nos llenan tanto? Espero que no. Tengo la esperanza de que todos tengamos un rato para compartir versos, relatos, vivencias, risas y lo más importante: estar, aunque sea sólo un par de horas, juntos.

Juan Bautista Raña
8 de junio de 2018












8. Isabel Morión: 

Nos reunimos este lluvioso seis de junio en nuestra tertulia semanal de Rascamán. Voy con alegría a encontrarme con mis compañeros-as de letras. Parece que la Bitácora se resiste a ser escrita por una sola persona, y a Javier se le ocurre hacerla entre todos para que no nos robe tiempo. Así se decide, es una idea original que dará pie a una Bitácora diferente. He aquí mi pequeña ráfaga de lo que allí ocurrió. Las musulmanas un poema que da que pensar. La letra I: ignorante, inútil, inteligente, insípido... cuánto se puede hablar de esta letra discreta. Pasamos a la charanga de Nicanor Candela, a sus guarachas, al cabaret Tropicana, de ahí nos vamos a una noche gallega que termina en delirios etílicos. A continuación escuchamos profundos pensamientos que invitan a meditar... Conocemos a un joven poeta que nos da un poco de escalofrío escucharlo, sus versos destilan profunda tristeza. Así es esta querida tertulia llena de diversidad e interés.

Isabel Morión Lopez
9 de junio del 2018












9. Juan Calderón: 


Llegó como un cuchillo la noticia: Otra vez lo había hecho, la muy puta, la que lleva el veneno de los duelos en su colmillo izquierdo. Esta vez ha venido para apagarle su candil a un buen poeta, mi amigo desde siempre, Luis Arrillaga. Algunos corazones se llenaron de duelo, pero entre todos decidimos que no hay que hacerle concesiones a esa negra alimaña. En Rascamán seguimos dándole nuestro voto a su oponente, la vida, la bonita, la luminosa. Le abrimos nuestras puertas de par en par a la alegría, dejamos que corriese el río de los versos y nos deslizamos por los renglones derechos de los relatos. Le cosimos sonrisas y amistad al labio de plata de nuestra luna interna y volvimos a casa con un vuelo de pájaros entre las manos.


Juan Calderón Matador
9 de junio de 2018











10. Alma Pagés: 

Llegar a Rascamán es dejarse envolver por la calidez de un lugar amigo, donde hoy sobrevuela el alegre sinsombrerismo de Maruja Mallo, perfecto contrapunto a la dolorosa rebeldía que cristaliza en esa "i latina", acerada bayoneta del maltrato. La muerte de un poeta da paso al desgarro poético de un joven que ha sufrido demasiado pronto. Como en la vida, nos vemos arrastrados por sorpresa a La Habana, esperando entrar al Tropicana. ¿Qué tu dices, m'hjo? Candela, eso es pura candela. Pero en Londres nos aguardan unas "kitties muy "wicked" que destrozan sin orden ni concierto, para regresar al río Duero cantado por Gerardo Diego, en una composición que los evoca a ambos. Y es que siempre hay que amar, con toda el alma y a los cuatro puntos cardinales.

Alma Pagés
8 de junio de 2018











11. Juan Antonio Arroyo: 
“RESPLANDORES”

Y  aquella tarde, a cada asistente a nuestra tertulia del paraíso Rascamán, les surgieron estos fuegos de la vía láctea y por este orden de aparición:
León: ¡Qué animales de compañía son las musas! Cinta: Miguel Hernández, no has muerto, ganaste el cielo. Mariana: encontré la i, ilustre del arco iris, guardada en la caja violeta. Juan  Calderón: veo con la profundidad de los ojos interiores. Juan Bautista: Consiguió el bailarín el Club Tropicana… no sólo lo soñaba. Rocío: Hoy os he mirado otra vez renaciendo en un relato. Juan Manuel: los pensamientos eran diez, desde andar de  perfil hasta la mirada en la soledad de una ermita. Javier: en Villalobos pueden verse desgarros de una madre. Isabel: en la vida hay gozos, tristezas, mujeres potentes sin sombrero, tumbas de agua y besos mágicos. Iñaki: algún día las gatas, tan sensuales, me quitarán esta frigidez y tal vez podamos hacerlo. Juan Antonio: río Duero.., ¿por qué me has transformado? Alma: nuestras manos miran a poniente, las casas donde nos amamos siempre. Celia: nunca dejaré que habite el olvido.

Juan Antonio Arroyo
13 de junio de 2018

martes, 5 de junio de 2018

27ª Jornada/XI año: Miércoles, 30 de mayo de 2018



EL ORIGEN DEL MUNDO

El origen del mundo fue un tweet, que es como decir pío. Del mundo Rascamán, que es como decir la Felicidad, la tarde primaveral del 30 de mayo del año 2018. Un tweet que incluía el hashtag, que es como decir etiqueta, #VersosFicciónyAMORporlosLibros, que en cuestión de segundos se convirtió en trending topic, que es lo mismo que decir tendencia.

El primero en retuitear aquel pío original fue @juancalderón, con los versos de un poema: “hay veces que la vida decide hacerse agua / decide dar un golpe de timón / decide llevar sol hasta las sombras / decide resucitar en mis pulsos“. A @juancalderón le crecieron los followers, que es como decir seguidores, que unánimes postearon, que es como decir publicaron, sus opiniones favorables junto a un certero consejo: suprime las tres últimas palabras del último verso, @juancalderón. A lo que @juancalderón, tolerante como es su costumbre, accedió.

Uno de sus followBack, que es algo así como decir seguidor recíproco, @juanbautista, aprovechó la reciente ampliación de 140 a 280 caracteres para requetetuitear una bella semblanza de su Timeline, que es como decir biografía, con la ciudad americana que le vio nacer y crecer como telón de fondo: “Caracas, ciudad perdida“.. @juanbautista escribió: “tu alegría de antaño es pájaro enjaulado que bebe de sus lágrimas”. Con el recuerdo de los techos caraqueños, un seguidor entusiasta sugirió a @juanbautista que crease un spin-off, que es como decir una escisión, de su relato, cuyo título hiciera referencia al color rojo de sus tejados. @juanbautista escribió: me lo voy a pensar, y en agradecimiento, tuiteó el genial discurso que Roberto Bolaño dio con ocasión del Premio Rómulos Gallegos, que le fue concedido en el año 1999 de la Era Analógica.

Los mismos 280 caracteres ampliados sirvieron a @javierdiazgil para tuitear a continuación sus experiencias en el último Festival “Raias Poéticas” celebrado en Oporto, al que acudió acompañado de @andresparis y @marina, y donde conoció a la poeta vallisoletana Mª Ángeles Pérez López. Desde entonces, @javierdiazgil tiene a Mª Ángeles añadida en sus Favorites, que es como decir favoritos. Para explicar por qué, retuiteó varios versos del poema “Como los elefantes“ escrito por la autora vallisoletana: “De las praderas frías de Polonia / bajan juntos los lobos y la angustia / para morder los sueños de los hombres”.

A los tweets de @javierdiazgil respondieron los de @maríajuristo. @maríajuristo inundó las redes de belleza y sentimiento gracias a unos haikus espléndidos, quizás porque los haikus estén hechos a la medida de los tweets, quién sabe, y los japoneses en esto, como en tantas otras cosas, sean gente adelantada a su tiempo. Reproduzco dos de los haikus que @maríajuristo escribió: “Por la vereda / la vida caminando / penas se pierden”. Y el segundo: “Ya nacen / las flores en los almendros / un ángel vuelve”.

Los tweets de @maríajuristo dispararon los likes, que es como decir los me gusta, también los replies y las mentions, que es como decir las réplicas y las menciones. Con tanto pío la cafetería Santander empezó a parecerse a una pajarería, lo que obligó a @javierdiazgil a hacer uso indiscriminado de la campanilla (la de metal, no la de su garganta). Pese a su carácter pretecnológico, la campanilla (la de metal, no la de su garganta) constituye a día de hoy el antivirus más eficaz para el bloqueo de posibles trolls, que es como decir trastornadores, siempre dispuestos a trolear, que es como decir trastornar. Por suerte, en esta maravillosa comunidad no hay espacio para haters, que es como decir odiadores, o para entendernos mejor, cafres, sino solamente para lovers, que es como decir enamorados, en el caso del hashtag que les ocupaba, del verso y de la palabra.

Una de las enamoradas más apasionadas de los versos y de las palabras, @cintarosaguilredondo, tuiteó un cuento infantil titulado “Caracol tiene frío”. En él, Babosín, un pequeño caracol que tenía el caparazón de cristal, buscaba al Mago Piñonón para que se lo cambiase y dejara así de sentir frío. La solución al problema de Babosín llegó gracias a las hojas que quedaron adheridas a su caparazón con resina. La ternura y la sensibilidad que destiló el cuento firmado y leído por @cintarosaguilredondo recuperaron para la causa “rascamaniaca” a varios cientos de miles de millones de unfollowers, que es como decir exseguidores. Luego, llegó el turno de @juanantonioarroyo, quien guiado por el mismo proselitismo o parecido, publicó un microrrelato con resonancias lorquianas bajo la etiqueta “Al galope”, que contenía el diálogo entre un jinete y su caballo después de que el animal fuese vendido en una feria y su dueño se dispusiera a abandonarlo. El reflejo de la luna en el ojo del caballo generó un microblogging, que es algo así como decir un debate, en el seno de la tertulia virtual, que se hizo viral entre la práctica totalidad de los usuarios. A la vista lo anterior, @juanantonioarroyo se comprometió públicamente a retuitear y requetetuitear su relato hasta conseguir la versión definitiva.

La siguiente intervención corrió a cargo de @anagonz. Desde la sidebar, que es como decir barra lateral, de su perfil, @anagonz recomendó la lectura del poeta madrileño Daniel Ojeda, y animó al resto de miembros de la comunidad a participar en un concurso de microrrelatos sobre la gestión del agua. Microrrelato es, precisamente, el género que suele tuitear @mariajesusbriones, tal como hizo aquella tarde de miércoles en las que las redes hervían. Y más que hirvieron, cuando @mariajesusbriones tuiteó su micro “Último poema”, con afirmaciones como “La almohada protege el secreto: el libro de los poetas, la tinta su sangre y las hojas sepia su piel”, alcanzando el éxtasis digital no bien tuiteó su segundo microrrelato sobre un emperador cuya nodriza tuvo la leche agria. 
        
Los miembros de Rascaman celebraron la libertad que otorgan las redes sociales, redes sociales que no dejan de ser redes, redes que no dejan de ser epítome de lo contrario, es decir, de la esclavitud. Pero los miembros de Rascaman son libres, únicos, eternos e irreductibles en sus principios. Y son ellos, y sólo ellos, los que siempre deciden.

Al filo de las nueve de la noche decidieron dar por terminada la Tweetup, que es como decir reunión de usuarios, desconectaron sus dispositivos y se despidieron hasta la reunión del FollowWednesday, que es como decir miércoles siguiente.


David Lerma Martínez
17 de junio de 2018

jueves, 17 de mayo de 2018

26ª Jornada/XI año: Miércoles, 16 de mayo de 2018


TODO POR UN POST-IT
He advertido que será la bitácora más corta de la historia rascamanera. Así será. Isabel clama por Palestina y el mar; mientras Leon cata a tu mirada, nuestra mirada; mientras el Boss lee esas “cosas” como puñaladas a las tiranías y sus cómplices; mientras las empanadas de Ana alivian cualquier confrontación civil. Me queda poco post-it, debo aprender a precisar. Mientras Cinta "Celeste" parpadea y el niño Aure está bárbaro. María Juristo Despacito. Juan A. recita a la par que educa. Alma hereda el verbo barojiano. Sin duda en esta tertulia se coopera más que se compite. Y termino... 
Y mientras, espero que la precisa Celia haga de Aure mi suegro.



Ismael Constantinopla
16 de mayo de 2018