Páginas

jueves, 11 de febrero de 2016

14ª Jornada/IX año: Miércoles, 27 de enero de 2016

Javier Díaz Gil, poeta y coordinador de la Tertulia Literaria "Rascamán"
junto al poeta Enrique Gracia Trinidad

El poeta Enrique Gracia Trinidad en la Tertulia Rascamán

En este final de enero de 2016, nuestra Tertulia se viste de nuevo de largo celebrando una nueva Tertulia de encuentro con autor. Hoy nos visita en nuestro salón del Santander el poeta Enrique Gracia Trinidad.

En torno a la mesa un buen puñado de rascamanes hemos disfrutado esta tarde de la buena poesía y de la conversación inteligente de Enrique Gracia, a saber: Alberto Díaz, Rocío Díaz, Alberto Ramos, Isa Morión, Cinta Guil, Ignacio Tamés, María Juristo, Ana González, David Lerma, Leticia Cabeza, Paco Fenoy, José León Cano, Alma Pagés, Carlos Tejado y Vicente González.

Enrique Gracia Trinidad es poeta, divulgador cultural, conferenciante...
Leo, para dar inicio al encuentro, una breve reseña del autor, información que podéis ampliar (está bastante actualizado) en wikipedia:


Enrique Gracia Trinidad (1950 en Madrid) es un escritor y divulgador cultural. Desde 1992 se dedica casi exclusivamente a la divulgación cultural (recitales de poesía, teatro de voz, conferencias, cursos, etc.). Organiza e imparte, en este sentido, diversos talleres literarios: El arte de escribir, la Tertulia Taller independiente en Madrid; Jirones de Azul en Sevilla, el Taller de Poesía de Rivas−Vaciamadrid; tres cursos en el Escorial Poesía: Escribir y Decir, etc.

Fue coordinador de Poetas en vivo desde 1996, año de su creación. Organizado por Caja Madrid en la Biblioteca Nacional, es un programa de lecturas poéticas.

La obra poética de este autor ha sido traducida a diversos idiomas y ha conseguido varios premios en distintos concursos nacionales e internacionales.

En teatro ha creado y dirigido varios certámenes y algunos talleres.

En cuanto a su obra gráfica son de destacar las viñetas de humor improvisadas Historia secreta de Prometeo. Ilustraciones en libros, revistas, viñetas en prensa, etc.

No es ningún secreto mi admiración por la obra y la labor de Enrique Gracia. Para mí es una verdadera alegría tenerle hoy con nosotros. 
El humor y la ironía es una de las características de su poesía. "Los poetas se ponen demasiado trascendentes y serios", nos dice. La línea de humor en la poesía española es evidente desde Quevedo a Gloria Fuertes sin que por ello se abandone la trascendencia.
Quiero leer yo, como inicio de la sesión, uno de los poemas de Enrique Gracia Trinidad que es una clara declaración de principios y le define muy bien. El poema "Contrafábula", basado en el cuento de la cigarra y la hormiga:
CONTRAFÁBULA
El mundo está repleto de insectos ahorradores, 
hormigas laboriosas, 
arañas tejedoras, 
listos escarabajos que atesoran 
estiércol y otras santas inmundicias, 
y orugas que se guardan, por guardar, a sí mismas.

Así que tú, cigarra, 
cómplice del verano, prima hermana del grillo, 
no pares de cantar, rompe la tarde, 
pon música a la siesta. 
No hagas caso a la hormiga, 
que reviente de grano su despensa.

Cigarra amiga, cantaré contigo, 
que la vida no es más que lo que aquí cantemos.

(De “Siempre tiempo”)
....

Aunque había pedido a Enrique Gracia, como hacemos habitualmente en nuestros encuentros con autor, que nos hiciera una lectura cronológica de su obra, me pide que rompamos esa costumbre. Prefiere ordenar su lectura temáticamente. Por supuesto que sí, nos encantará, seguro.
En 1972 publicó su primer libro Encuentros (Accésit del Premio Adonais, 1972) y pasaron 18 años hasta que publicó el siguiente. Por eso nos dice, se diluyen las fechas de sus poemas y los reconoce mejor por sus temas.
Salvo el primer libro que está "bastante descolgado de su estilo", los demás sí guardan cierta uniformidad. "Hay poemas que he escrito hace 20 años y que podrían haber sido escritos ayer mismo". 
Pregunta Leticia que si cree que si no escribe algo en el momento en que se te ocurre, lo pierdes. "Es así", dice Enrique. Nos cuenta que durante años llevaba consigo libretas y lápices y grabadoras para dejar anotadas las ideas que se le iban ocurriendo.
- Comienza su lectura con el primer poema de su libro Encuentros, escrito con 19 años (con la intención de abarcar el mundo) titulado "Frehafen" (Puerto Libre). Nos cuenta que WithmanLeón Felipe le marcaron como autor. "Antología rota" de León Felipe, es el libro que más le marcó en su inicio como poeta.
Nos cuenta Enrique Gracia que estuvo estudiando en el seminario de Madrid durante diez años, su educación fue muy convencional. Luego conocería la obra de otros poetas, entre otros, la de Valente.
Pregunta David si estos poemas los escribiría ahora: "Le quitaría la mitad", afirma.
Hablamos de los poemas breves, del haiku y afirma Enrique que "donde esté una buena soleá que se quite el haiku".
- Lee ahora una poética: su poema "Razón de escribir"
RAZÓN DE ESCRIBIR
A Juan Van-Halen

Escribir para un tiempo
en el que no estaremos para nadie,
y en el más favorable de los casos
seremos una máscara de polvo
maquillando los libros de alguna estantería.

Escribir para un siglo, si es que llega,
menos oscuro y torpe que este siglo.
Dejar impresa la memoria:
papel, disquetes, vidrio, cerámica esmaltada,
ámbar, cuarzo o moléculas de gas.

Hacer que las palabras naveguen al futuro
como si fuesen barcos de papel
que sobrevivan hoy a su naufragio.

Escribir por si alguien, algún día,
tiene un dolor de corazón idéntico

o sufre una alegría semejante.
....
Esa es la razón por la que el poeta escribe.
"Cuando escribo, lo hago poco como catarsis, pongo el foco fuera, lo pienso como forma de comunicación". Nos recuerda lo que dice la poeta Francisca Aguirre, "Poesía, qué hermoso oficio, para dejarse en él la vida entera".
"La vida, en definitiva, es el tema fundamental de la Poesía: el amor, el tiempo, el enfrentamiento con la realidad, la angustia, el deseo... son facetas de la vida", noS dice Enrique.
- Comienza Enrique Gracia su lectura temática con el AMOR con el poema:

SI TÚ NO ESTÁS
(A Andrea Navas)

El Paraíso debe estar vacío.
Si tú no estás, quién va a querer estar.
Sé que andan de tertulia por la puerta,
incluso Dios mira el reloj y fuma
y se hace el remolón hasta que llegues.
Entonces todos entrarán de golpe.

(De “Juego de Damas”)

Decía Bécquer que "cuando siento, no escribo". Enrique Gracia es partidario de escribir "separándose" del momento de la emoción y volver al poema ya "en frío" para corregirlo. 
- Nos lee a continuación el poema "Lo perdurable" 

Su corazón no tiene curvas, 
el de ella no sabe de esquinazos, 
y se mueven al ritmo de un bolero 
cogidos de la mano, junto el rostro.
(...)

Nos cuenta Enrique Gracia que él se sienta a escribir cuando hay que escribir prosa, un artículo... "Si estás atascado escribiendo prosa, escribe". "La poesía viene cuando ella quiere", dice que desde este verano no ha escrito un solo verso. Lo podemos escuchar en este vídeo:



Leticia pregunta si la temporada sin escribir tiene que ver con estados de ánimo, estar en un periodo de vida más placentera. Nos aclara Enrique que en esas fases de más tranquilidad corrige lo ya escrito.

- Cambiamos del amor a la NOSTALGIA, Nos lee un nuevo poema: "Por una vez" dedicado a Luis Alberto de Cuenca, lo podemos escuchar en este vídeo:



Podemos decir que Enrique Gracia usa de la nostalgia pero no es un poeta elegíaco.

- De la nostalgia pasamos a un nuevo tema: los CUENTOS Y LEYENDAS 
Y nos lee un poema de "ranas": "Saltando de Jacobo a Guillermo Grimm":



La ironía es un mecanismo de defensa, le digo.

- Cambiamos de tema: MÁS VISIÓN DE LA VIDA.
Nos lee un poema inédito: "¿Qué te hace falta?", que formará parte de un nuevo libro titulado ¿Por qué? (Sobran millares de palomas anunciando imposibles...)

Le pregunto a Enrique si antes de escribir el poema decide la forma (verso libre, versículo, prosa poética, estructura clásica...). "El poema te pide su forma". Le gustan los eneasílabos acentuados en 4ª ("si no, no funcionan", dice).

- Nos ponemos ahora más trascendentes con el tema de DIOS.
Comienza Enrique con el poema "Más allá del bien y del mal"



Y continúa con el poema 

"Sic transit gloria mundi"

Camelot no era más que una pocilga
con aires pretenciosos.
Jerusalén un templo amurallado
rodeado de míseras casuchas.
Babilonia un jardín para unos pocos
y un pedregal para la mayoría.
Samarcanda un puñado de azulejos
en medio de camellos y de cabras.
Londres, Paris, Madrid, Berlín, Atenas
antes de hacerse grandes en su tiempo
fueron miseria y pulga y rata y hambre.

Ozimandías un paleto lleno
de joyas que el desierto se tragó,
Alejandro un vicioso con orgullo,
César un vanidoso con poder,
Atila y Genghis Kan unos salidos
dispuestos a casarse con cualquiera.
Maquiavelo un cotilla, Carlomagno
un burro con corona y con espada;
Los Médici, los Borgia, los Orsini,
tribus de pretenciosos sanguinarios;
y el segundo Felipe, rubio y serio,
rey de las oficinas y los huesos.

Da igual la época y el rango,
el trono, la sotana o los caudales.
Al final nadie encuentra la tumba,
apuñalan los hijos y los deudos,
la descendencia acaba por perderse,
todo lo que pensaron que era suyo
se deshace en las manos del olvido.

La Historia es un rufián indecoroso,
una vieja malvada y traicionera
que se muerde las uñas y bosteza.

(Del libro "Doble Juego")

....

Nos cuenta Enrique Gracia que le gusta mucho la Historia, el 60% de sus conferencias son sobre Historia y no de Literatura.
Aclara que los primeros poemas que escribía eran quizá cosmogónicos, organizando su universo, ahora son más narrativos.

Le pregunto por su dedicación en exclusiva a la Literatura y a la divulgación cultural. Nos habla de que a los 42 años dejó su trabajo y después de ese despido decidió cambiar dinero por felicidad. Esa decisión le costó el matrimonio, nos confiesa. Su decisión era dar conferencias, hacer radio, etc. Pudo vivir de ello desde entonces, pasión que comparte junto a su actual compañera Soledad (Andrea Navas).

Para cerrar el tema de DIOS nos lee "Tercera crónica del Guardián"


TERCERA CRÓNICA DEL GUARDIÁN

(El Hechicero)

"...Ma se senza ingiuria vostra io potessi fruirlo, rendetevi certo
che saria in me quella letizia ch'essere in alcun uomo sia possibile." (1)
(Ludovico Ariosto, Il Negromante)


El hechicero acaba su tarea,
acaricia su barba satisfecho
y sus labios se curvan en lánguida sonrisa
-la que debe tener todo alquimista que aprecie su trabajo-.
La luna se despide como un guiño
de los últimos juegos de la noche.
La lechuza es un bus que aún lleva luces
y susurra un final, como Louis Armstrong, de Jazz expresionista.


Recoge los papeles, guarda todas las fórmulas en verso
tras el aparador de palisandro
mientras un gato insomne y circunspecto,
con el lomo de azúcar y de miel, afirma silencioso
que él ya lo sabe todo
Va tapando los frasco uno a uno,
los matraces de esencia,
las redomas con uña de lagarto y ese polvo amarillo de mandrágora
que hace azules los sueños.

El horizonte empieza a recitar
una canción de cuna para la espalda de la noche.
Es hora de acabar los sortilegios,
que descanse el mercurio en su probeta y el ala de murciélago en el aire.
Los Rollings sustituyen al Cármina Burana.

El hechicero cuelga el mandilón,
se cambia de zapatos, deja su gorro frigio en un estante,
anuda su corbata de seda milanesa,
y se va a la oficina como todos los días.

(1) "...Pero si yo pudiera disfrutarlo sin ofenderos, estad seguros de
que sería dueño de la mayor alegría que hombre alguno pueda poseer."
(Ludovico Ariosto, Il Negromante)


De "Crónicas del laberinto" 1991
(Premio Feria del Libro de Madrid, 1991)

.....

- La MUERTE.

Dice Enrique Gracia que los poetas actuales no escriben casi sobre la muerte. Cuando él cumplió los 58 empezó a escribir sobre la muerte. Nos lee un poema titulado "La visita oscura", nos recuerda la película "El séptimo sello" de Ingmar Bergman. Me trae recuerdos del romance del enamorado y la muerte, le comento. Podemos escuchar el poema en este vídeo:





- El CINE.

Enrique tiene bastantes poemas sobre cine. Como muestra nos lee:
"Viva Zapata" (Elia Kazan)
"El séptimo sello"

EL SÉPTIMO SELLO (Ingmar Bergman)

Da igual que viéndote perdido
derribes el tablero de ajedrez,
la muerte nunca olvida
dónde estaban las piezas.

(De "Butaca de entresuelo")


Y nos añade un toque de cine negro en el siguiente poema: "Desconsuelo"



- Hablamos de su libro "VER PARA VIVIR". 

Escribió una especie de bestiario actualizado de objetos, unos "de interior" de la casa y otros del paisaje. Disfrutamos del buen humor de Enrique, en cómo ha tratado los objetos que nos lee esta tarde:

- "Ojos de aguja"
- "Calcetín"
- "Cine de barrio"
- "Cuarto trastero"
- "Cenicero"
- "Mesa camilla"
- "Imán de la nevera"

Estos tres últimos están recogidos en el siguiente vídeo:



- Poemas de REPULSA SOCIAL Y POLÍTICA.

El poeta no es ajeno al momento en que vive y toma partido. Enrique es un poeta también comprometido.
Nos lee el poema del libro "Al final de la escalera", "Llega otra carta de la Reina invitando a un recital en el Palacio de Oriente" (dedicado a Concha Zardoya).

Hoy no acudí a Palacio...


Y el poema "No", su respuesta ante el terrible atentdo del 11-M en Madrid:

NO

No hay bandera que valga un sólo muerto.
No hay fe que se sujete con el crimen.
No hay dios que se merezca un sacrificio.
No hay patria que se gane con mentiras.
No hay futuro que viva sobre el miedo.
No hay tradición que ampare la ignominia.
No hay honor que se lave con la sangre.
No hay razón que requiera la miseria.
No hay paz que se alimente de venganza.
No hay progreso que exija la injusticia.
No hay voz que justifique una mordaza.
No hay justicia que llegue de una herida.
No hay libertad que nazca en la vergüenza.




- Poemas de HUMOR

La ironía y el humor es un terreno en el que Enrique Gracia se desenvuelve como pez en el agua. Buen ejemplo es este poema "Peregrino a la fuerza"



O este "Soneto apócrifo a una vecina de L. A. de Cuenca harta de conspiraciones de opereta en su descansillo" Lleva como epígrafe el soneto de L. A. de Cuenca "Nuestra vecina".

NUESTRA VECINA
(A Javier del Prado)

Tiene, Javier, nuestra vecina un talle
que resucita a un muerto, y unos ojos
que derriten el plomo y dan antojos
a quien se los tropieza por la calle.
Hay que trazar un plan que no nos falle
para descerrajarle los cerrojos
y pasear en triunfo sus despojos
cuidando hasta el más mínimo detalle.
Tú en el portal y yo en el descansillo,
siempre al acecho, cristalina media
velándonos la cara y un cuchillo
afilado. Si Dios no lo remedia,
de la vecina haremos picadillo
y de un cuento vulgar una tragedia.”
(Luis Alberto de Cuenca) 



Menudo vecindario me ha tocado
en suerte. No me explico cómo puedo
salir del ascensor, bajar sin miedo
la escalera, si un tal Javier del Prado

y un poeta famoso y descarado
andan urdiendo planes con denuedo
para hacerme escabeche. Y lo hacen quedo,
huidizo el cuerpo, el rostro enmascarado.

En el portal ocultan su colmillo
acechando el palmito de mi menda
y dicen que han de hacerme picadillo.

Mujer al fin, decido la contienda:
No hagáis más el canelo en el pasillo
y pasad a mi casa que hay merienda.

....

Con Luis Alberto de Cuenca le une la amistad, el gusto por la métrica clásica, los tebeos, la ironía. Nacieron el mismo año también.

Nos lee después otro ejemplo de humor: "Con la bolsa en la mano", de su libro "Juego de damas"

CON LA BOLSA EN LA MANO

Nos vimos ante el puesto de verduras.
En el de congelados
ya compartíamos sonrisas;
dos más allá, consejos y recetas,
en los ultramarinos un roce de antebrazo,
tras la fruta y el pan, cerca ya de la puerta,
números de teléfono...

Y no volví jamás a aquel mercado,
mi número era falso, no sé si lo era el suyo.
Un simple kilo de cebollas
no podía costarnos
toda la vida.
...

Nos da a elegir Enrique Gracia entre nuevos temas: "la ciudad", "los surrealismos", "los gestos"... Elegimos LOS GESTOS.

Y nos lee su poema "Tratado de los gestos"

Un poema largo que comienza:

Algunos gestos son arrojadizos, están llenos de furia, listos para que el aire se ilumine y sepa la distancia, la infinita distancia miserable que separa a los hombres de la vida. (...)

Le pregunto sobre la diferencia entre leer ante un público habituado (poetas) o ante público que acude a sus actos en centros culturales, por ejemplo. "La poesía interesa siempre, hay que saber cómo presentarla". "Es cierto que la poesía ahora es minoritaria". Antes se recordaban los romances. Las 1000 mejores poesías españolas era un libro que estaba en casa de Enrique Gracia y que su padre le leía.

Cinta recuerda que sus abuelos le contaban romances... La base de la cultura es oral.



- El TIEMPO.

Cambiamos de temática con estos dos poemas sobre el tiempo:
"Cinta de Moebius"
"Tiempo que está por llegar", nos recuerda el verso de Ángel González: "Te llaman porvenir / porque no vienes nunca."

María Juristo dice que la poesía de Enrique Gracia es una gran reflexión. El poeta toma partido, añado yo.


- TRISTEZA, sobre la tristeza escuchamos los poemas:

"Tristeza vegetal"
Hay algo triste en la terraza...

Pregunta Cinta si ha escrito más sobre Naturaleza. "Soy poco paisajista", nos dice "soy de Madrid". El poema "Umbrío" es lo más parecido a la conocida "poesía del paisaje" que he escrito, dice.

La primera vez que empezó a leer en público, fue con 12 años, en el seminario. Existía entonces la costumbre de que alguien leía mientras los demás comían.


- Nuevo tema: "MADRID", la ciudad donde vive es la protagonista  de su libro Mentidero de Madrid.
No se siente muy cómodo con el surrealismo, eso de dejar volar la imaginación... Pero sí que puede usar imágenes surrealistas. Ejemplo de ello es el poema "Cuando no tuve nada importante que hacer"

“Trabajé en muchos sitios imposibles, / en oficios absurdos y ridículos. / He sido porque sí: / Restaurador del cuarto menguante de la Luna, / crupier en una mesa en que jugaban / a la ruleta rusa o al simple desamparo…”.


Pregunto a Enrique sobre los talleres de poesía que él da presenciales y los on line. Una faceta que lleva años desempeñando por los que han pasado multitud de alumnos y buenos poetas.


Nos lee un poema que él considera totalmente surrealista:
"William Wordsworth dice..."
(Yo paseaba...)


- Estamos casi completando nuesto tiempo de Tertulia pero da tiempo a un par de temas poéticos más, el primero es LAS DROGAS, y nos lee como ejemplo "Una niña de azul con un plumier de pino" (escrito antes de los 30 años)


UNA NIÑA DE AZUL CON UN PLUMIER DE PINO  

Ha muerto en Conde Duque
una niña de azul con un plumier de pino.

Es una vieja estúpida la noche de Madrid, una mueca sin dientes que
                                           
recuesta su rictus de sonrisa en las aceras.
A lo lejos,
detrás de tanta fiebre de tejados,

hay un jardín con úlceras, con hambre, que golpea el perfume de café,

la tos de una muñeca
que se perdió en el fondo de la tarde. Jeringuilla de plástico y mentiras.


Me subo el cuello del abrigo,
no hay nada que decir, poco que hacer. Fatiga.

Pasa un ruido descalzo de autobuses
que dibuja la sangre para fotografías de turismo.

Cerca quizás, para qué buscar lejos, hay alguien que se gana la piel

                                                                                     
tostada y limpia
con el pálido labio
de esta niña sin horas que cambiaba sus sueños por un grito en el brazo.


Me detengo a buscar por los bolsillo cualquier cosa,
un poco de tabaco, calor para las uñas,

refugio contra el miedo,
y esas muchachas tímidas pasan corriendo como siempre,

novias tontas que han de llegar a casa sin mirar las paredes don-de

                                             
todo se vende con rápida sonrisa.
Calle de la Princesa, veloz la luz, el aire, el agua que mañana llegará

                                                                                      
hasta la plaza.
Pero la niña azul no corre.

De "Crónicas del laberinto" 1991
....


y el segundo de los temas: LA PATRIA que lleva como epígrafe en latín la cita de Horacio: Dulce y decoroso esa morir por la Patria.

No sé cuál es mi patria...

Ya no se dedica a corregir textos profesionalmente, aunque lo hizo en años pasados y en su página web, "está desactualizada" siguen apareciendo sus tarifas de corrector. En relación con Internet, usa mucho las redes sociales: Facebook especialmente, nos confiesa.

No quiero terminar el encuentro con Enrique Gracias sin que nos hable un poco de su libro "Mentidero de Madrid". De sus conferencias, de poemas que tenía con nombres de calles... pensó que podía escribir un libro que reuniera la historia de la calle y un poema escrito por él a esa misma calle.

Le pedimos que nos lea alguno de esos textos:

- "Calle de San Opropio" (hoy calle Serrano Anguita)
- "Calle de la Pista" (Casa de Campo) y su poema "El día que hubo que matar a los pájaros"

Enrique Gracia es un poeta generosísimo. Ha venido cargado de ejemplares de sus libros para regalarnos. Por eso, antes de que nos den las nueve de la noche y cerremos el tiempo de Tertulia, agradezco a nuestro querido poeta y amigo Enrique Gracia Trinidad su compañía esta tarde y le pedimos que nos firme los libros, cosa que hace dejándonos en cada libro su dedicatoria, su firma, a la vez que dibuja con sus rotuladores de colores nuestra caricatura. Hemos disfrutado enormemente con tu poesía, tu conversación y hemos aprendido, sobre todo, aprendido a tu lado esta tarde.

Gracias Enrique por compartir con los rascamanes Tertulia esta tarde en el Santander.

Javier Díaz Gil
11 de febrero de 2016












Algunas imágenes más de este encuentro de hoy:

















2 comentarios:

Rocío Díaz Gómez dijo...

Muy bien!! Fiel reseña de una buenísima tarde. Gracias a Enrique por acompañarnos y a ti por la crónica. Besos, Rocío

francisco fenoy rodríguez dijo...

Una bitácora redonda, porque lleva implícito, un merecido homenaje a Enrique.