Páginas

lunes, 26 de octubre de 2015

2ª Jornada/IX año: Miércoles, 21 de octubre de 2015


“Hoy los baños los hago yo”


Sea o no costumbre de los nuevos incorporados a la tertulia de Rascamán, la de “hacer los baños”, es decir dar la nota siendo el notario de lo que allí acontezca; lo hago muy gustoso y ahí va. Lo he llamado “Hoy los baños los hago yo”.

Comienza Juan Antonio, que nos comenta que su poema se lo inspiró un chiste de El Roto sobre la situación  actual en Europa de los inmigrantes. El poema se titula “Selfie de Merkel y el Emigrante” y se lo dedica a Paco Fenoy (allí presente). Sobre el final del poema, que dice “el capital te atrapa, es un vivero”, se discute sobre si es más impactante sustituir la palabra vivero por avispero. Una sugerencia de Alberto crea el consenso completo, estando todos unánimemente de acuerdo en que la palabra final más adecuada es pudridero. Ocurrió lo que yo le llamaría la “mecánica poética”, es decir, meter en el taller al poema y hacerle la ITV (Inspección Técnica de Versos).

Es el turno ahora de Amelia que nos presenta un proyecto que tiene para un corto sobre un maltratador, y que ha de estar grabado para finales de noviembre. En el momento en el que Amelia termina de leernos su poema recibe el halago de Cinta, que comenta que Amelia es “capaz de convertir un simple envoltorio de un simple caramelo en algo que genera ilusión”. Se discute sobre el final del poema, sobre la importancia de una conjunción copulativa y sobre y tras alguna deliberación queda como estaba al principio. 

(En ese momento, me ausento por un instante de la tertulia porque me voy a por un tercio de Mahou, por cierto que a la tapa de ensaladilla rusa que me dan junto a la cerveza habría que hacerle la prueba del carbono 14; pero aun así me la como. Cosas peores habremos comido, amigo Sancho…)

A continuación el Señor Fenoy lee su poema, titulado “En las fiestas” que se englobaría  en torno a lo “sarcástico rural”. Una vez leído el poema se discute sobre la rima. El Señor Fenoy defiende sus rimas y aclara que se trata de las rimas típicas de las seguidillas. Javier toma en mano el poema, lo analiza y sugiere “pisando brasas” por “a espacios brasa” así se queda por fin. La ITV de Javier es infalible (yo siempre, mis pocos poemas los he llevado a su taller y te quedan niquelaos de chapa y pintura).

Seguidamente toma la palabra Juan Manuel para su poema titulado “Evolución”. Antes de leerlo nos comenta que está incompleto todavía. Se trata de un, para mí, notable poema que habla de la incomunicación entre las personas que presenciamos todos los días cuando viajamos en los medios de transporte, cuando paradójicamente somos testigos de que en apariencia esas personas se están “comunicando” pero a través de los smartphones y demás aparatos. Yo, al ver que el poema se llama “Evolución” cuando percibo que se trata de todo lo contrario, lo comento. Javier me aclara que se trata de una distopía, es decir, habla en modo irónico de “un mundo al que no queremos ir”.  Tomo nota de ello, ya no lo olvidaré. No te acostarás…

Se lanzan al aire ahora algunas preguntas, tales como ¿puede molestarle a alguien llevar un libro en el autobús?, ¿guasapear o no guasapear en las rectas mientras conduces?, ¿los Hermanos Karamazov en libro electrónico?...

Es el turno ahora de Alberto que nos lee solamente 2 páginas de un relato rehecho que tiene en total 12 páginas, titulado “La terapia americana” del que extraje algunas frases: “Curro Montoya llevaba…semanas sin fumar, le habían dicho que en Holibú una propia tenía una terapia para dejar el tabajo”, “había prometido dejar de fumar si su hija (la niña) aprobaba la oposición”, “lanzó el paquete de Marlboro al río”, “un zorollo aquel había que colocarlo en algún sitio”... Esperamos escucharlo al completo porque este relato tiene muy buena pinta.

En este momento Amelia recoge y se va porque “está loca por un chicharro”… Cinta promete escribir un relato sobre ello.

Ahora le toca leer a Rocío (Rocido, Ay mi Rocido… como yo la llamo cariñosamente). Nos lee dos relatos, cada uno de ellos consta de 200 palabras. El primero de ellos sobre el Rock, se llama “El triste éxito del rockero descalzo”: la historia de un cantante de rock cuyo hijo sordo asiste siempre a sus conciertos “su hijo sordo, su mejor éxito”. Se discute sobre si es más preciso decir: “se arrancó las botas camperas” o simplemente “se arrancó las botas”.

Se propone escribir un relato con la siguiente propuesta “se vende ropa de niño sin estrenar”.

El segundo relato de Rocido se titula “Tu maldita piel”, del cual extraigo una frase “debía haber desconfiado de tu piel”. Se comenta que el tema de la piel es recurrente en los relatos de Rocío, por lo cual ya tomamos nota de ideas para regalo en su próximo cumpleaños: un bolso de piel, una cartera de piel, un abrigo de piel…  

Por unanimidad gusta más el primer relato, que queda pendiente de una revisión y cuyo título es provisional.

Aquí, sin saber cómo (yo por lo menos) se plantea un debate sobre los distintos niveles de depilación del chichi (sin comentarios).

Es el turno de Mª Antonia Copado, de la cual se solicitan su poemas eróticos como los publicados en su libro “Cuerpo inerte” a la que califican como la mejor poetisa erótica de los presentes. 

Ahora Cinta nos explica que, inspirada simplemente por la música, sin fumarse nada, únicamente con la ayuda de la medicina legal; nos lee “Antorchas”. Cinta explica el proceso del relato pues partía de una propuesta del taller, cuya palabra era “rojo”. Se habla del proceso creativo. Cinta promete traer “cuentos cortísimos”. Cinta lee  “Navego por el rojo y el violeta”, “está todo en el ocaso de tu cabello”, “ábrete Granada, no te escondas que quiero ver tu sangre, abriéndome todas las puertas de tu gloria”. Explica que su nombre proviene de la Virgen de la Cinta, que lleva una granada en la mano. Se aclara que La Alambra significa “La roja”.

En este momento lee Leo (valga la redundancia), con inspiración de un fado de Amalia Rodrigues, la propuesta es que quede “el oscuro, grande la noche cielo a cielo”. Este poema fue creado tras inspiración de imágenes de un video de Amalia Rodrigues. Amalia Rodrigues “el no va más del fado”, “la diva fadista”.

Es el turno de Javier que nos lee dos poemas, el primero llamado “Hanoi escena I acto primero”,  todos por unanimidad coincidimos en lo sugerente de la imagen incluida en el poema “una novia vestida de blanco, con chanclas toma un refresco después de una sesión de fotos junto al lago” termina con “la vida”, Javier decide mandar a delete “la vida” por resultar, quizá innecesario.

Luego nos lee un segundo poema, también de inspiración vietnamita y, según él, un poco más extraño, titulado “Teoría del caos”, del cual extraigo “el cuerpo cansado que no entiende la vida necesita del caos” y “que yo solo soy un intruso en este mundo de agua”. Se termina esta intervención de Javier con la sugerencia de que “Líneas de cabotaje” sea el título de su próximo libro.

Después de todo esto y tras leer yo un relato mío muy mejorable titulado “Blanca y Oro” me comprometo a rehacerlo, pulirlo y darle todo el esplendor que pueda. Con la sensación de estar otra vez de nuevo “en casa”.

En ese momento me tengo que ir y lamento no haber podido escuchar al resto de compañeros que quedaban por intervenir; pero una obligación familiar requería de mi presencia y precipitaba mi ausencia.

Este es mi primer, Cuaderno de Bitácora; hoy llamado “Hoy los baños los hago yo” se despide el abajo firmante, deseando que al recibo de la presente os encontréis todos bien. Yo también bien, gracias y adiós.


Carlos Tejado
26 de octubre de 2015


















P.D.: "De cómo continuó la Tertulia"



Me comprometo con Carlos a dejar constancia del final de la Tertulia. 
Tras marcharse Carlos y dejarnos los baños bien relimpios, es turno de Ana Gonz. Dice que ha hecho un micro "para practicar". Nos cuenta que está leyendo un libro sobre el contrabando gallego de Nacho Carretero, que le está llevando a su infancia.

Hablamos de Carlos Núñez y se concluye que "Carlos Núñez, muy bien pero... tenlo de vecino".
Lee Ana Gonz su micro: "Madrid sí tiene quien le escriba". Cuando se encontraba perdida al poco de venir a Madrid deambulaba por la ciudad.

María Jesús Briones toma la palabra y nos lee un micro de 50 palabras: Lilí. "sobre el tercipelo granate..." Un cuento que le han incluído en una antología titulada "El placer manda" dentro de una página web que se llama cincuentapalabras.

Para cerrar la sesión encuentro en Internet y leo la simbología de la granada en distintas civilizaciones: egipcios, judios, romanos, cristianos... Curioso: coinciden en resaltarla como símbolo de fecundidad.

Nos despedimos hasta el miércoles siguiente.
Carlos, qué bien te han quedado estos primeros baños bitacoreros.

Javier Díaz Gil
26 de octubre de 2015


3 comentarios:

francisco fenoy rodríguez dijo...

Dada la facilidad musical que desprende Carlos para o como prosista,es de esperar que se aficione y nos haga muchas Bitácoras.

Celia dijo...

Qué graciosa y espontánea tu bitácora. Me ha transportado a vuestro lado.Enhorabuena por tu estreno, Carlos.

Celia dijo...

Qué graciosa y espontánea tu bitácora. Me ha transportado a vuestro lado.Enhorabuena por tu estreno, Carlos.